Escalada bélica en Corea

Estado de guerra en la península coreana

El régimen de Pyongyang lanza el primer ataque terrestre contra Seúl desde 1953 - El bombardeo de una base militar pone al Ejército surcoreano en máxima alerta

El régimen comunista de Pyongyang lanzó ayer uno de los ataques más violentos contra Seúl desde que la guerra de Corea (1950-53) finalizó en un armisticio, que nunca se convirtió en tratado de paz. Medio centenar de proyectiles de artillería norcoreanos impactaron a primeras horas de la tarde contra una pequeña isla de Corea del Sur en el mar Amarillo, situada cerca de la frontera marítima en disputa entre los dos países. Dos soldados surcoreanos resultaron muertos y otros 15, heridos. Tres civiles también fueron heridos. Decenas de edificios y casas ardieron por las explosiones. El Ejército surcoreano, en máxima alerta, respondió inmediatamente y movilizó sus aviones de combate. El cruce de disparos se extendió a lo largo de una hora. Seúl calificó el ataque de "inhumano" y "clara provocación militar", y aseguró que viola el armisticio.

El sur respondió de inmediato y el cruce de disparos se prolongó una hora
Más información
Obama insta a China a hacer cumplir las leyes internacionales a Pyongyang
La comunidad internacional presiona a China tras el ataque de Pyongyang a Corea del Sur
El crispado debut de Kim Jong-un
Hallados dos civiles muertos en el ataque contra la isla surcoreana
Corea del Sur refuerza las tropas en la isla atacada por Corea del Norte
Corea del Norte despliega misiles en respuesta a las acciones militares de EE UU y Corea del Sur
Seúl advierte a Pyongyang que pagará toda provocación
El jefe de la diplomacia china se reúne con Kim Jong-il en Pyongyang

"Al menos 10 casas están ardiendo. No puedo ver claro debido al humo. Las colinas también están ardiendo", declaró un vecino a la cadena de televisión surcoreana YTN al rato de iniciarse los disparos. "Nos dijeron por los altavoces que evacuáramos las casas". La televisión mostró columnas de humo. Muchos de los 1.600 habitantes de la isla de Yeonpyeong se refugiaron en búnkeres, y algunos huyeron de la isla en barco tras el ataque. El presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, pidió contención, pero advirtió que el Gobierno responderá con contundencia a una nueva provocación del norte.

El incidente se produjo en un momento especialmente sensible en la península coreana. El régimen de Kim Jong-il está presionando a la comunidad internacional para que regrese a la mesa de negociaciones sobre el desmantelamiento de su programa nuclear, y el pasado fin de semana trascendió que Corea del Norte tiene en funcionamiento una sofisticada planta de enriquecimiento de uranio, que podría proporcionarle una nueva vía para obtener armas atómicas.

El fuego de artillería norcoreano comenzó a las 14.34 de la tarde (ocho horas menos en la España peninsular), después de que Corea del Norte enviara varios mensajes pidiendo al Sur que detuviera las maniobras militares que estaba efectuando cerca de la frontera marítima. Durante las prácticas, los marines surcoreanos en la isla dispararon hacia las aguas del Sur. Al ver que el fuego no cesaba, el Norte atacó con el lanzamiento de más de 200 proyectiles sobre la isla y las aguas circundantes. Muchos aterrizaron en la base militar de la isla, que respondió con unos 80 proyectiles. Pyongyang aseguró que Seúl disparó primero, y amenazó con nuevos "ataques militares despiadados" si Seúl viola la frontera en liza "aunque solo sea 0,001 milímetros". Las autoridades del Norte han criticado duramente los ejercicios militares surcoreanos porque consideran que son un simulacro de invasión de su territorio.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La frontera marítima en disputa fue trazada de forma unilateral por el mando de Naciones Unidas tras el final de la Guerra de Corea (1950-53). No es reconocida por Pyongyang, aunque sí por Seúl. Yeonpyeong se encuentra justo al sur de esta línea divisoria, pero al norte de la frontera declarada a su vez por Corea del Norte. La isla está a unos 120 kilómetros al oeste de Seúl. La zona fue escenario de escaramuzas navales mortales en 1999, 2002 y noviembre de 2009.

El incidente ha ocurrido después de que el pasado fin de semana un científico estadounidense revelara la existencia de una sofisticada planta de enriquecimiento de uranio en Corea del Norte. Siegfried Hecker, profesor de la Universidad de Stanford y antiguo director del Laboratorio Nacional de Los Álamos, afirmó que en una visita efectuada el 12 de noviembre a la central nuclear de Yongbyon -la principal del país- las autoridades del país asiático le mostraron unas instalaciones "impresionantes", equipadas con al menos 1.000 centrifugadoras. Sus guías le aseguraron que tienen 2.000 centrifugadoras que están produciendo uranio de bajo enriquecimiento para alimentar un reactor atómico, aunque insistieron en que su uso es civil para generar electricidad.

Durante décadas, el régimen norcoreano ha practicado un juego extremadamente calibrado de provocaciones para lograr concesiones de la comunidad internacional y mostrar su fortaleza ante sus propios ciudadanos y sus militares. De ahí que el ataque pueda ser leído en sendas claves de políticas internacional y nacional. Por un lado, el régimen de Kim Jong-il puede estar buscando endurecer su posición en las negociaciones multilaterales para el desmantelamiento de su programa atómico a cambio de ayuda. Las conversaciones están paralizadas desde el año pasado. Por otro, puede servirle para reforzar la imagen de su Gobierno y la de su hijo Kim Jong-un, a quien Kim Jong-il, de 68 años, que sufrió una apoplejía en agosto de 2008, ha nombrado heredero del trono.

Corea del Norte ha repetido en los últimos meses su deseo de regresar a las conversaciones, a la vez que ha reclamado el derecho a ser un Estado nuclear, algo que Estados Unidos, Corea del Sur y Japón no están dispuestos a aceptar. Además, Seúl se niega a volver a la mesa negociadora mientras el Norte no pida disculpas por el hundimiento del Cheonan, un buque de guerra surcoreano, en marzo, en el que murieron 46 marineros del Sur. El Norte ha negado cualquier implicación en el incidente.

El presidente surcoreano, Lee Muyng-bak, recibe información durante una reunión en el Ministerio de Defensa en Seúl.
El presidente surcoreano, Lee Muyng-bak, recibe información durante una reunión en el Ministerio de Defensa en Seúl.REUTERS
Vigilia por los dos soldados muertos en Yeonpyeong, ayer en Seúl.
Vigilia por los dos soldados muertos en Yeonpyeong, ayer en Seúl.AP

Los antecedentes

- Noviembre de 1987. Agentes de Pyongyang colocan una bomba en un avión surcoreano, que estalla en vuelo y causa 115 muertos.

- Junio de 1999. Al menos 17 marineros norcoreanos mueren en una batalla naval cerca de la Línea del Límite Norte. El enfrentamiento se da tras nueve días de incursiones de Corea del Norte en aguas surcoreanas.

- Junio de 2002. Un choque armado entre fragatas de los dos países cerca de la isla de Yeonpyeong provoca seis muertos surcoreanos y al menos 30 norcoreanos.

- Julio de 2006. Corea del Norte prueba siete misiles, incluido el Taepodong-2, capaz de alcanzar EE UU.

- Marzo de 2010. La corbeta surcoreana Cheonan, con 46 soldados a bordo, se hunde tras el impacto de un torpedo norcoreano. El régimen de Pyongyang niega cualquier implicación, aunque una comisión internacional lo acusa directamente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS