Escalada bélica en Corea

Corea del Sur refuerza las tropas en la isla atacada por Corea del Norte

Dimite el ministro de Defensa surcoreano por las críticas a la respuesta.- El primer ministro chino, Wen Jiabao, ha pedido a todas las partes la "máxima contención"

Corea del Sur ha comenzado a endurecer su postura ante las provocaciones norcoreanas, que tradicionalmente ha estado marcada por la contención. El presidente, Lee Myung-bak, ha anunciado hoy que reforzará las tropas destacadas en la isla de Yeonpyeong, que fue atacada el martes pasado por el ejército norcoreano, con un balance de cuatro muertos -de ellos, dos civiles- y 18 heridos surcoreanos. Al mismo tiempo, Pyongyang ha amenazado con nuevos bombardeos si el Sur lleva a cabo "provocaciones militares insensatas".

La crisis abierta tras el enfrentamiento también se ha cobrado su primera víctima política. El presidente de Corea del Sur, Lee Myung Bak, ha aceptado la dimisión del ministro de Defensa, Kim Tae Young, después de las críticas de que ha sido objeto por la respuesta al ataque de artillería que llevó a cabo Corea del Norte, según informa la agencia de noticias Yonhap.

Más información

La escalada de tensión ha vuelto la mirada sobre China, el aliado más cercano de Corea del Norte, cuyos líderes se han pronunciado hoy por primera vez sobre el incidente. El primer ministro, Wen Jiabao, ha pedido a todas las partes la "máxima contención", y ha repetido la llamada hecha anteriormente por el ministerio de Exteriores sobre la necesidad de relanzar las conversaciones internacionales para el desmantelamiento del programa nuclear norcoreano. Wen ha dicho que esas negociaciones -en las que, además de Corea del Norte, Corea del Sur y Estados Unidos, participan China, Rusia y Japón- son la mejor forma de asegurar la estabilidad y la desnuclearización de la península coreana.

"China está comprometida firmemente a mantener la paz y la estabilidad en la península coreana y se opone a cualquier acto militar de provocación", ha afirmado en Moscú, donde se encuentra en visita de Estado. No está claro, sin embargo, si sus palabras se refieren al ataque de Pyongyang o a las maniobras militares que tienen previsto efectuar Estados Unidos y Corea del Sur en la zona a partir del domingo. En una muestra de la complejidad de la situación, el ministro de Exteriores chino, Yang Jiechi, ha pospuesto la visita que tenía prevista a partir de mañana viernes a Corea del Sur. Según Seúl, por problemas de agenda.

Una visita previa

Al parecer, el dirigente norcoreano, Kim Jong-il, y su hijo y sucesor Kim Jong Un habrían visitado unas horas antes la base militar desde la que se lanzaron los obuses, según han informado esta madrugada medios surcoreanos, informa Reuters. Una fuente del Gobierno, que mantiene su anonimato, citada por el Joongang Daily apunta a que fue el líder norcoreano quien ordenó el ataque contra la isla de Yeonpyeong.

La agencia estatal norcoreana KCNA se limita a recoger la visita que Kim habría realizado con miembros de la cúpula militar, entre ellos su hijo, a una piscifactoría de Yongyon, a unos kilómetros de la base naval de la provincia de Hwanghae Sur. Según la misma fuente, ahora la Inteligencia militar surcoreana estaría intentando determinar si esta visita está directamente relacionada con el ataque.

El cañoneo por parte de Corea del Norte a una isla de Corea del Sur ha elevado al máximo la tensión en la zona. Dos marines surcoreanos murieron por el ataque norcoreano. Seúl califica grave incidente de "clara provocación militar". Todas las tropas están en alerta.AGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

Top 50