Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU condena firmemente la agresión y China urge a volver al diálogo

Al ataque norcoreano a una isla de su vecino del Sur siembra la preocupación en la comunidad internacional

China

El ataque norcoreano sobre un isla de su vecino del sur, que ya se ha cobrado la vida de al menos una persona, ha desatado una cadena de reacciones de la comunidad internacional. Uno de los primeros países en pronunciarse ha sido China, el mayor y uno de los pocos aliados de Pyongyang, que ha expresado su preocupación por el incidente y ha llamado a los dos contendientes a “hacer más” para rebajar la tensión. El portavoz del Ministerio chino de Exteriores, Hong Lei, ha dado una conferencia de prensa en la que ha expresado la “preocupación” de Pekín. Como aliado norcoreano, lejos de condenar el ataque norcoreano, ha pedido "a las partes implicadas que hagan más para contribuir a la paz y la estabilidad en la región”. Para ello, cree “imperativo” el regreso a la mesa de negociaciones a seis bandas sobre el programa nuclear de Pyongyang, en la que se sientan EE UU, Rusia, China, Corea del Norte, Corea del Sur y Japón.

EE UU

En un comunicado, la Casa Blanca ha condenado “firmemente” el ataque norcoreano sobre la isla de Yeonpyeong, del vecino del sur, y urge a Pyongyang a detener toda acción “agresiva”. Además, informa de que el ejército estadounidense, que tiene bases en Corea del Sur, está observando atentamente la situación en la península de Corea, aunque destaca que ninguna de sus unidades está implicada en el conflicto en este momento. En cualquier caso, reafirma su “compromiso” con la defensa de su “aliado, la República de Corea [del Sur]”, con el que dice estar en contacto permanente, así como “con la paz y la estabilidad regional”.

Rusia

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, ha llamado a un alto el fuego "inmediato" en la Península de Corea para evitar el “peligro colosal” de una escalada violenta en la zona, tras el ataque norcoreano a la isla de Yeonpyeong. “Es preciso detener inmediatamente todos los ataques. Hay un peligro colosal que debe ser evitado. Las tensiones en la región están creciendo”, ha dicho Lavrov, de visita oficial a Minsk, capital de Bielorrusia. Dice que "lo que ha ocurrido es condenable. Los que lo comenzaron y dispararon contra la isla surcoreana en la zona de la llamada 'línea divisoria' asumen sin duda una enorme responsabilidad. Lo que ha ocurrido requiere consultas”. En un comunicado, el departamento dirigido por Lavrov se dice “alarmado” por lo ocurrido.

Japón

El primer ministro japonés, Naoto Kan, ha ordenado a sus ministros que estén preparados "para cualquier eventualidad", tras el ataque artillero norcoreano contra la isla surcoreana de Yeonpyeong.

Unión Europea

La jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, ha expresado la “condena enérgica” de los Veintisiete a los disparos norcoreanos a una isla del vecino del sur.

Alemania

El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, se ha declarado “muy inquieto” por la “nueva provocación norcoreana”, el ataque de artillería a la isla surcoreana de Yeonpyeong. Entiende que esta provocación “pone en peligro la paz en la región”, por lo que espera un “comportamiento sensato de todas las partes” y celebra “los esfuerzos del presidente surcoreano, Lee Myung-bak, por evitar que la situación se agrave”.

Reino Unido

El ministro británico de Exteriores, William Hague, ha condenado “firmemente” en un comunicado el ataque "unilateral" norcoreano sobre la isla surcoreana de Yeonpyeong. “Tales agresiones sin provocación previa no causan más que tensiones en la península coreana”, dice el ministro, que “exhorta fuertemente a Corea del Norte a abstenerse de ataques similares y a adherirse al acuerdo de armisticio coreano”.

Francia

Francia también ha condenado “con la mayor firmeza” el ataque norcoreano, instando a Pyongyang a “detener las provocaciones”, según ha declarado la ministra de Exteriores, Michèle Alliot-Marie.

España

España ha condenado el ataque norcoreano y, en respaldo a las decaraciones de la Alta Representante para la Política Exterior Europea, Catherine Ashton, ha pedido a Pyonyang que "abstenerse de de toda acción que pueda llevar a un nuevo enfrentamiento armado en la Península coreana". En un comunicado emitido hoy, el Gobierno ha calificado el ataque como "sumamente grave" y apoya a Seaúl, que ha actuado con "moderación" ante el "grave accidente".