Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varios institutos denuncian que los alumnos siguen sin ordenador portátil

Trabajan con fotocopias o libros compartidos y algún centro carece de conexión

La llegada de los ordenadores portátiles a los alumnos de secundaria se hace esperar en algunos institutos. Casi dos meses después de empezar el curso, varios centros denuncian que aún no tienen los ordenadores y en algunos casos que no está lista la instalación informática o existen problemas de conexión en el aula.

La Generalitat anunció en septiembre que 616 centros y casi 100.000 alumnos de secundaria tendrían ordenadores portátiles este curso. Tras algún revuelo por el retraso, aseguró que quienes no los tuvieran el primer día (una cuarta parte) los recibirían poco a poco. Educación les avisó de eso entre mayo y junio y les invitó a no deshacerse de los libros de texto. Pero, 49 días después del inicio del curso, la espera se alarga.

Los centros afectados se apañan como pueden. Alguno ha improvisado fotocopias y cuadernos y otros han digitalizado materiales para proyectarlos en la pizarra electrónica porque no han comprado libros de texto.

En el instituto Monserrat Roig de Sant Andreu de la Barca (Baix Llobregat), los 250 alumnos de primero y segundo curso no tienen ni los ordenadores ni la conectividad lista en las aulas. "Esperamos tener los ordenadores en poco tiempo, pero no me atrevo a decir cuándo", dice la jefa de estudios, Lourdes García. "Sabíamos que no tendríamos los portátiles a principio de curso porque estamos en la cuarta oleada de entregas del departamento, pero han pasado muchos días". Este instituto trabaja con juegos de libros que se mueven por el centro en carritos. "Pero los alumnos no se pueden llevar los libros a casa", se lamenta la jefa de estudios.

Los 220 alumnos de primero y segundo del instituto Alba de Sant Fost de Campsentelles (Vallès Oriental) tampoco tienen portátiles. El director, Pere Salvador, dice que antes del verano contaban con empezar el curso con los portátiles. "Pero en junio ya vimos que no llegarían a tiempo, aunque no esperábamos estar así a estas alturas". "No sé cuándo llegarán. Espero que pronto". La instalación del cableado y las antenas corre a cargo de una empresa contratada por la Generalitat y está lista desde hace unos días. "Ya hemos digitalizado las aulas".

El instituto Ramon Coll, de Lloret de Mar (Selva) tiene 240 alumnos sin portátiles. "No sabemos la fecha de llegada porque no nos la han dicho", afirma el director, Antoni Bagó. "Pero para nuestros alumnos la tardanza no supone problemas porque todos tienen los libros de texto por si acaso y pasarán al portátil cuando lleguen". Lo que ha habido para las familias es más gasto porque han tenido que comprar libros y ordenador, añade Bagó.

Los institutos Pompeu Fabra, en Martorell (Baix Llobregat) y Alexandre Satorras, en Mataró (Maresme) sufren la situación de forma distinta. El primero ha empezado a recibir algunos portátiles, pero los alumnos no podrán usarlos porque no está la conectividad con la línea de ADSL, dice el jefe de estudios, Xavier Joseh. El segundo no tiene portátiles pero sí el dinero de la Generalitat para las instalaciones. "Confío en que esté todo arreglado a mitad de noviembre", dice la directora, Fina Buïll.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2010