El agujero negro de Pretoria se traga 31 millones de Santa Coloma

La empresa pública Gramepark triplica sus pérdidas - La deuda del epicentro de la trama corrupta es de 86 millonesGramepark provisiona 6,5 millones por la pérdida de valor de sus activos

El Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet deberá aportar 30,9 millones de euros para paliar el ahogo de la empresa pública Gramepark, intervenida por la Oficina Antifraude tras erigirse como el epicentro de la presunta trama corrupta Pretoria que investiga la Audiencia Nacional. La constructora triplicó sus pérdidas en 2009 hasta los 9,7 millones de euros y cerró el año con una deuda de 86,6 millones de euros, el 20% superior a 2008.

Según las cuentas anuales de 2009 de Gramepark, a las que ha tenido acceso EL PAÍS, el plan de negocio de la constructora pública prevé que el Ayuntamiento inyecte casi 31 millones de euros para "garantizar un equilibro a lo largo del periodo". El Consistorio que preside la socialista Núria Parlon ya ha aportado 12,9 millones mediante la compra de cuatro inmuebles y otros siete millones para compensar proyectos deficitarios. De acuerdo con la memoria del ejercicio anterior, el Ayuntamiento inyectará 11 millones de euros más en el primer semestre de 2011, aunque todavía está pendiente de decidir cómo.

El auditor advierte de que la empresa depende del apoyo del Ayuntamiento

A esta cantidad se añaden nueve millones de euros que la constructora pública debe a "empresas del grupo", en especial al Ayuntamiento. Esta cantidad forma parte de la deuda total, que asciende a 86,6 millones. De estos, 44,6 millones corresponden a deudas con entidades financieras a corto plazo, y 14,7 millones, a las que deben abonar a largo plazo. Además de esos nueve millones que debe devolver al Ayuntamiento, Gramepark debe 18,3 millones a acreedores y proveedores comerciales.

La constructora de Santa Coloma, de la cual presuntamente se valieron varios imputados en el caso Pretoria para hacer negocios, registra además unos fondos propios (el capital, las reservas y los posibles beneficios) negativos, de 2,9 millones de euros. Sin embargo, el patrimonio neto de la sociedad pública sigue siendo positivo gracias a las subvenciones que recoge el balance.Gramepark, cuyas cuentas auditadas se prevén aprobar el próximo lunes, ha triplicado en un año sus pérdidas. Fuentes del Ayuntamiento de Santa Coloma precisaron que ello se debe sobre todo a la depreciación de los activos de la empresa como consecuencia de la crisis inmobiliaria y por la caída de la actividad. El pasado mes de marzo los auditores estimaron el patrimonio actual de Gramepark en un mínimo de 7,5 millones y un máximo de 11,5 millones, mientras que cifraron las pérdidas de la constructora municipal en 2,7 millones de euros. Sin embargo, finalmente, los números rojos han sido de 9,7 millones, frente a los 3,7 millones de 2008.

Ese desfase se debe, sobre todo, a las tasaciones que ha realizado la empresa Tinsa y que reflejan la caída general del valor de los inmuebles el año pasado por la crisis. Gramepark tuvo que provisionar el año pasado 6,5 millones de euros por este motivo, lo cual impactó de lleno en los resultados de la sociedad. Fuentes del Ayuntamiento explicaron que otros 3,2 millones de esas pérdidas se deben a una caída de la actividad, en especial en el servicio de grúas de la empresa, pero también en la promoción de viviendas y los aparcamientos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por último, el Consistorio también explica los resultados de 2009 por las "cartas de gracia". Se trata de documentos por los que las familias pueden aplazar el pago de sus pisos por haberse quedado en paro o por la situación familiar, que aumentaron durante el año pasado. Fuentes municipales recordaron que las pérdidas son asumibles si, a cambio, realizan la "política social" y de "renovación urbana" que planeó el Ayuntamiento.

En el diagnóstico del Consistorio convienen los administradores judiciales de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), nombrados por la Audiencia Nacional, que recuerdan que 2009 fue un año "difícil" dada la situación económica de España ante el "impacto de la crisis económica y financiera internacional". El informe de gestión elaborado por la OAC señala, además, que "las previsiones del sector" se sitúan en "variaciones negativas" en todos los segmentos de actividad de la constructora pública de Santa Coloma.

El borrador del informe de auditoría de las cuentas, al que también ha tenido acceso este diario, valida los números de Gramepark. Los auditores, de la firma Think Consulting Auditores, corroboran que los resultados de 2009, agravados por la depreciación de los inmuebles, han "erosionado considerablemente" el patrimonio neto de la compañía. Los fiscalizadores puntualizan, no obstante, que la viabilidad de la sociedad dependerá de la evolución del mercado inmobiliario y el "apoyo institucional y financiero de su accionista único", el Ayuntamiento.

El auditor destaca asimismo el compromiso del Ayuntamiento de hacerse con activos "no críticos" de Gramepark por valor de 12,9 millones, de los cuales en junio ya se habían abonado 9,4 millones. En el informe, el auditor da finalmente el visto bueno a las cuentas, que a su juicio expresan la "imagen fiel del patrimonio y la situación financiera de Gramepark" a fecha del 31 de diciembre de 2009.

Vista del complejo Cubics de Santa Coloma de Gramenet.
Vista del complejo Cubics de Santa Coloma de Gramenet.JOAN SÁNCHEZ

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS