Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Comic Con, la nueva meca del cine

Comic Con era el gueto anual de los amantes del cómic. Ahora se ha convertido en el catalizador de tendencias del público que llena las salas de cine. Estas son sus próximas apuestas.

Peter Jackson, James Cameron, Terry Gilliam, Tim Burton, Jerry Bruckheimer, Nicolas Cage, Johnny Depp, Jake Gyllenhaal. La lista no es más que una muestra rápida de algunos de los pesos pesados que en el último año pasaron por la Comic Con. Durante cuatro décadas no era más que la cita anual de frikis o amantes del cómic. O frikis y amantes del cómic. Un gueto perdido en San Diego y dedicado al cine de género. Eso era antes. Antes de atraer a 126.000 fans, la mayor convención de cómics del mundo, con un público de entre los 15 y los 35 años, que coincide con ser el mismo que llena las salas de cine. Un público que controla la blogosfera, las redes sociales y cualquier otro boca-oreja cibernético capaz de propagar como la espuma las últimas novedades mediáticas. Un público que contribuyó sin duda al éxito de películas como Distrito 9, Avatar o Iron Man 2. Y con la capacidad de decidir con su respuesta en ese Hall H o "Hall de la histeria" donde se hacen las grandes presentaciones si se da luz verde a un concepto (como fue el caso hace dos años de Tron Legacy). De ahí que ahora la Comic Con es la verdadera meca del cine. Y estas son algunas de sus grandes apuestas.

El público de Comic Con controla cualquier medio cibernético de propagar las últimas novedades mediáticas

"Cuando me ofrecieron dirigir 'Thor' solo pude decir que sí", cuenta el shakespeariano director Kenneth Branagh

 

1. 'Tron Legacy'. Antes de que los ordenadores dominaran la Tierra, la película Tron marcó a toda una generación. "Ahora tenemos hijos de la edad que teníamos entonces, y el ciberespacio ha pasado del idealismo con el que lo mirábamos hace tres décadas a llenarse de spams, porno y virus", recuerda Steven Lisberger. Él dirigió en 1982 una película diseñada por Moebius que revolucionó el campo de los efectos especiales y abrió un nuevo mundo al espectador con la historia de un hacker abducido, literalmente, dentro de un ordenador.

Todo por un presupuesto que no llegó ni a los 15 millones de euros. Ahora, Lisberger es productor (y actor invitado) y ha dejado la dirección de la secuela más tardía de la historia del cine en manos del novel Joseph Kosinski. Esa que casi 30 años después quiere volver a revolucionar el medio y marcar una nueva frontera digital con una trama más acorde a los tiempos.

La audiencia ya está revolucionada esperando las noticias que con cuentagotas reciben de un filme rodado en Vancouver con el mismo misterio que si se tratara de una operación militar. Una aventura estereoscópica que llega a las pantallas este diciembre y donde en un relevo generacional será Sam Flynn (Garrett Hedlund) quien, siguiendo los pasos de su padre (Jeff Bridges), se adentre en la Red. Si se confirma, el presupuesto (238 millones de euros) será también el más elevado de la historia del cine.

2. 'Let Me In'. Con la sangre derramada por la nueva entrega de la saga Crepúsculo todavía caliente, más de 160 millones de euros en la taquilla estadounidense con Eclipse y creciendo, la presentación en la Comic Con de Let me in suena a un éxito seguro, de no ser porque se trata de la película más odiada por los amantes del cómic y el cine fantástico. ¿Qué necesidad hay de hacer un remake de ese Déjame entrar escandinavo que muchos consideran como película perfecta, una historia de amor y terror contada por un niño solitario de 12 años que encuentra a su mejor amiga y primer amor en esa nueva vecina que, por cierto, es un vampiro? ¿Y dejar una historia tan íntima en las manos de Matt Reeves, el que mareó a la audiencia cámara en mano con Monstruoso mientras le sacó 127 millones de euros de los bolsillos en la taquilla internacional? Esas son algunas de las preguntas que bombardean a esta producción desde Internet. Pero, como reconoce cualquiera en Hollywood, lo importante es que hablen de ti, aunque sea mal. Reeves también tuvo sus dudas sobre la necesidad de un remake tan solo dos años después del estreno de esta historia de tintes góticos y consultó sobre el guión con John Ajvide Lindqvist, autor de la novela original. Pero no nos engañemos, las películas de culto están muy lejos de alcanzar al gran público, y ese es el deseo de Let me in, ofrecer una historia de vampiros donde realmente se hable de lo difícil que es la adolescencia.

"Por lo demás, la película es igual que la original", confirma Richard Jenkins, quien junto con Kodi Smit-McPhee y Chloe Moretz completa el reparto. Eso sí, el frío sueco es sustituido, en la versión de Hollywood, por la aridez de Nuevo México.

3. 'Thor'. ¿Qué hace un director shakespeariano como Kenneth Branagh metido en el universo Marvel como realizador de Thor? "A mí también me suena raro, pero la respuesta es fácil. Piensa en la atracción de un niño de ocho años hacia el colorido de un tebeo de Thor en medio del gris de Belfast. Hay algo entre primitivo y sofisticado en esa mezcla de vikingo y hombre del espacio que esconde el cómic. Y mucho de Shakespeare, el conflicto Caín y Abel, en esta historia. Así que cuando me ofrecieron el filme solo pude decir que sí", resume el director.

Su versión es mucho más vistosa que la sinopsis del filme, que habla de un guerrero tan poderoso como arrogante, expulsado de Asgard y condenado a vivir con los humanos donde se convertirá en uno de sus principales defensores. "Es un jodido extraterrestre", resume a su manera el productor y ejecutivo de la Marvel, Kevin Feige. También puede ser sin problemas una de las mejores franquicias de este estudio si sigue los éxitos de otros superhéroes de la misma familia como Iron Man, con quien Thor compartirá cartel en la esperada versión de The avengers donde los universos de ambos superhéroes se cruzarán. De momento, la película, rodada en Santa Fe (Estados Unidos), cuenta con los pectorales del recién llegado Chris Hemsworth y la veteranía de Natalie Portman. "Lo que más me gusta es que mi superpoder es ser humana", bromea la actriz, conocedora del mundo del cómic tras su paso por V de Venganza.

 

4. 'Cowboys & Aliens'. Jon Favreau tiene una de las carreras más peculiares de Hollywood, pero una cosa está clara entre los frikis: sus películas valen el precio de la entrada. Ese es el título que le han otorgado en Internet a este actor frustrado que comenzó como guionista indie y ahora es uno de los realizadores más populares puestos a hacer realidad un taquillazo.

Lo consiguió con Iron Man -tanto la uno como la dos-, y en una cartelera llena de secuelas y remakes, incluso en el mundo del cómic, Favreau ha optado por ir de original con la adaptación de esta novela gráfica, centrada, como dice su título, en la llegada de los extraterrestres a la Tierra en medio de una Arizona donde indios y vaqueros tienen que olvidar sus rencillas para sobrevivir como especie. "Un género totalmente diferente donde puedo jugar con todos mis juguetes, indios, vaqueros, marcianos, y dándole a todo otro tono", describe de un rodaje que acaba de comenzar y que estrenará el próximo año con Daniel Craig, Harrison Ford y Olivia Wilde como protagonistas, además de la pluma de Damon Lindelof (Perdidos), Alex Kurtzman y Roberto Orci (Star Trek) como guionistas.

5. 'Scott Pilgrim vs The World'. El cine de superhéroes hace tiempo que dejó de ser sinónimo de músculo y leotardos. Los héroes tipo Arnold Schwarzenegger han dejado paso a esos más enclenques como Adrien Brody (Predators), Seth Rogen (The Green Hornet) o Michael Cera en Scott Pilgrim vs the world. De hecho, ni siquiera es un superhéroe con todas las palabras, aunque su historia esté basada en la novela gráfica del mismo nombre y su proeza, la más grande: ganarse el corazón de la chica perfecta (Mary Elizabeth Winstead) venciendo para ello a los siete ex novios malvados de la mujer de sus sueños. Como dice el eslogan, se trata de darle al amor donde duele.

Edgar Wright, su director, prefiere describir la cinta como una comedia romántica con escenas de acción de película de Hong Kong. Y a sus ojos no hay nada extraño en la combinación. "¿Acaso no se inspiró Jackie Chan en Gene Kelly para sus coreografías? ¿No es West side story la película preferida de John Woo? Cera, el héroe por excelencia entre los pusilánimes tras su trabajo en Juno y Los supersalidos, encarna a un Scott Pilgrim tan encantador como desempleado y bueno para ser poco más que el bajista de una banda pasable. Y Wright le da a la novela gráfica de Bryan Lee O'Malley ese tono destrozagéneros con el que ya pisoteó antes el cine de zombis con Zombies Party, o el de policías con Arma fatal. Para que luego no digan que no hay variedad en el cómic.

6. 'Tintín y el secreto del unicornio'. Pocos cómics son tan populares como Las aventuras de Tintín. Más de 200 millones de álbumes vendidos desde que este reportero belga apareció en 1929 de la mano de su creador, Georges Remi, Hergé. Y el honor de ser el cómic europeo más popular, traducido a más de 50 idiomas. Sin embargo, hasta ahora, su filmografía poco tuvo que ver con Hollywood: El lago de los tiburones fue belga, y El misterio de las naranjas azules o El misterio del Toisón de Oro, francesas.

Hasta ahora. Porque, a finales de 2011, Las aventuras de Tintín llegarán a la pantalla a lo grande, dirigida al alimón por Steven Spielberg y Peter Jackson. Y si en el mundo Hergé fue la piedra de toque de esa revolución llamada "línea clara", en cine el nuevo Tintín no se quiere quedar atrás, rodado con tecnología digital y utilizando técnicas de captura de movimiento similares a las de Avatar.

Spielberg, que cuenta en el reparto con Jamie Bell, Daniel Craig y Andy Serkis, y asegura sentirse como un pintor con su nuevo juguete, siempre vio en Tintín a un joven Indiana Jones, y en sus decisiones estilísticas en esta cinta asegura dejarse guiar únicamente por su respeto por Hergé. "Él escribió sobre gente de ficción en un mundo real", aclaró a la prensa, quizá olvidándose de que la mayor parte de los asistentes a la Comic Con viven en un universo fantástico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de julio de 2010