El examen de la banca europea | Las pruebas españolas

Los ocho grupos bancarios superan el peor escenario

El Santander es el único que no sufre recorte de solvencia, mientras Pastor y Guipuzcoano aprueban por los pelos

El Banco de España ha examinado al 95% del sistema financiero español mientras en el resto de Europa se han quedado en el 50%. Un total de 27 entidades, de las que 8 son bancos y 19 cajas de ahorros, han pasado por la criba de la supervisión, quedando solo fuera las cooperativas de crédito y algunas entidades menores. Es decir, tal como subrayaron ayer el gobernador y la vicepresidenta económica, se ha querido ir a la totalidad. La fotografía da idea con toda fidelidad de la situación de la banca española, probablemente por el empeño del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de compararla con las entidades del resto de Europa y mostrar su fortaleza.

El análisis metodológico prueba la respuesta de las entidades ante escenarios macroeconómi-cos adversos, incluyendo una eventual crisis de riesgo soberano. Es decir, el peor de los casos. El examen tiene en cuenta la calidad de los activos, la morosidad y la exposición a sectores con mucho riesgo. Al final, los bancos españoles han salido bien parados. Los ocho grupos analizados han pasado la prueba, en algunos casos con muy buena calificación, superando a los europeos que han pasado la criba.

Banca March, con un 19%, tiene la ratio más alta de los analizados
Más información
Pruebas de estrés y 'fair play'
"Ahora queda demostrado que el sistema financiero es sólido"
Las cajas muestran mayor debilidad que los bancos
Las pruebas sobrevaloraron la exposición inmobiliaria del Popular

Es el caso de los dos grandes bancos, Santander y BBVA, que solo son superados por el Barclays. El Santander, además, es el único que mantiene aún en ese peor escenario barajado las ratios de solvencia igual que los que tenía a final del pasado ejercicio, mientras el Barclays lo mejora en 70 puntos básicos. No obstante, el Barclays no reparte dividendo.

El banco que preside Emilio Botín preservaría una ratio de capital Tier 1 (el capital básico) del 10%, muy por encima del 6% exigido por los reguladores como mínimo para no requerir capital adicional. Esa ratio está entre los más altos de la banca europea y mundial.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Además de mantener la solvencia intacta, el Santander obtendría beneficios, generaría capital y continuaría con su actual política de dividendos, lo que implica distribuir en torno al 50% del beneficio ordinario, según explicaron ayer fuentes de la entidad. En una nota de prensa difundida por el banco, Emilio Botín subraya que "el resultado de las pruebas reafirma el éxito del modelo del banco". Botín también destaca la fuerte diversificación geográfica en negocios y clientes, con presencia en una decena de países con cuotas por encima del 10%.

La segunda entidad española por tamaño, el BBVA, no le va a zaga con un destacado comportamiento y por las mismas razones esgrimidas. El Tier 1 del banco que preside Francisco González se reduciría únicamente del 9,4% al 9,3%. "Las pruebas confirman la fortaleza del BBVA pese a no haber realizado ninguna ampliación de capital desde el inicio de la crisis", afirmó González.

También se mantiene en una situación sobresaliente la Banca March, cuya ratio es la más alta de todas las analizadas, aunque sea un banco de pequeño tamaño. Sufre, no obstante, un recorte, pasando del 19,70% al 19%. Popular y Sabadell, tercero y cuarto en la clasificación, dan un resultado similar y no se puede decir que sea para echar las campanas al vuelo. El banco que preside Ángel Ron reduce la ratio del 9,1% al 7%, mientras el que encabeza Josep Oliu pasa del 9% al 7,2%.

Parecidos parámetros arroja Bankinter, que pasa del 7,5% al 6,8% en el peor escenario posible, aunque en este caso muestra que es una de las entidades con menor impacto negativo. Según destaca la entidad que preside Pedro Guerrero, se debe a "la calidad de sus activos, la baja morosidad e ínfima exposición a los sectores con mayores perdidas potenciales", particularidad que hace que las cajas y algunos bancos, como el Popular, sufran mayores mazazos.

Los peor parados son Pastor y Guipuzcoano, que aprueban por los pelos, con el 6% y un 6,1%. En el caso del Banco Gallego, además, sufre un recorte brutal que le hace pasar del 10,50% al citado al 6%. Tampoco es pequeño el de la entidad vasca, que tenía un 9,1%. Esta circunstancia obliga a estas dos entidades a abordar procesos de musculación importante para no verse en situaciones límite.

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS