Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ANTONIO MARIA COSTA | Director de UNODC

"Creemos que la esclavitud fue abolida pero está ante nosotros"

Antonio Maria Costa (Italia, 1941), director ejecutivo de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Crimen Organizado (UNODC), se denomina a sí mismo "subsecretario general de Asuntos Siniestros". El llamado Zar Antidroga explica que el de la trata es uno de los delitos que más le cuesta comprender porque implica la compra y la venta de personas.

Pregunta. Dice que la trata es la forma moderna de esclavitud.

Respuesta. Sí, es lo mismo. Implica la compra y la venta de personas. Un atentado terrible contra los derechos humanos y una forma de abuso brutal. Europa piensa que la esclavitud fue abolida hace años y desapareció, pero no es así. La esclavitud existe y está ante nosotros. Me angustia la cantidad de demanda de ello que hay en general.

P. Sobre todo para fines de explotación sexual.

R. Ese es quizá el que más se ve, pero hay otros: esclavas domésticas, personas que trabajan en los campos de agricultura o en fábricas. Víctimas más invisibles y que se suelen detectar por casualidad. Todos estamos involucrados en cierta medida en ella.

P. ¿Por ignorarlo?

R. No solo. La ropa que vestimos o el chocolate que comemos está contaminado con las lágrimas de estos esclavos. En muchas de las fábricas de textiles de Asia o en las plantaciones de cacao hay víctimas de trata.

P. ¿Qué hace la ONU para terminar con esto?

R. Hay convenios internacionales contra la trata, pero no todos los países los han firmado. Ni siquiera todos los que están en la ONU. Nosotros asesoramos a los países para que desarrollen leyes contra este problema. También a empresas para lograr que toda la cadena de fabricación esté limpia. Y es, sobre todo, muy importante crear una conciencia del problema a través de campañas como la de Corazón Azul para que la gente sea consciente del problema y haga cuanto esté en su mano para evitarlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de junio de 2010