Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias del ajuste económico

La patronal de banca pide una reforma laboral más ambiciosa

Varias personalidades y organizaciones del mundo económico se incorporaron ayer al debate.

- La Asociación Española de la Banca. Su presidente, Miguel Martín, afirmó: "Tengo la impresión de que el Gobierno no está muy convencido. Debería tener claro que avanza en el terreno adonde va la sociedad española: la reforma podría ser más ambiciosa porque ahí radica el bienestar de los españoles y los trabajadores".

- El banco Santander. El vicepresidente tercero del Santander, Matías Rodríguez Inciarte, comentó que "es un paso en la buena dirección". Pero matizó: "Creo que el decreto tiene zonas de sombra, como las razones por las que una empresa puede no aplicar el convenio colectivo o los despidos por motivos económicos".

- La CEOE. La directiva de la patronal reclamó más concreción en el despido objetivo y la supresión del contrato indefinido ordinario para mejorar "sustancialmente" el texto de la reforma aprobado por el Gobierno. Además, recuperó su propuesta de que se rebajen las cotizaciones de las empresas.

- Caja Madrid. El presidente de la entidad, Rodrigo Rato, destacó que el hecho de que el Gobierno quiera tramitar la reforma laboral como proyecto de ley representa una oportunidad para "tomar decisiones". Rato apostó por que se elaboren unas normas "simples" del mercado.

- Pedro Solbes. El ex vicepresidente económico del Gobierno, indicó que lo óptimo es que la reforma laboral "entre en vigor hoy mismo". El retraso, que cifró en varios meses, no ha sido buena idea. "Si esto hubiera estado pactado de antemano, hubiéramos ganado credibilidad y consistencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de junio de 2010