Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias del ajuste económico

El PP no obstaculizará la tramitación urgente de la reforma laboral

El Gobierno ya ha conseguido el apoyo de CiU y quiere su aprobación definitiva en julio.- IU e ICV tratarán de retrasarla

El camino para hacer efectiva la reforma laboral que aprobó el pasado miércoles el Ejecutivo parece allanarse un poco más. El PP no obstaculizará que pueda aprobarse definitivamente en el mes de julio, por la vía de urgencia, según ha explicado el número dos del Grupo Popular, José Luis Ayllón.

El Ejecutivo ya se había asegurado la votación en el Congreso tras anunciar CiU que "facilitaría" la convalidación, es decir, que votará a favor o se abstendrá.

El Gobierno y CiU son partidarios de aprobar cuanto antes la reforma laboral para evitar que lo empresarios frenen las contrataciones hasta la aprobación definitiva y para evitar que coincida con las elecciones catalanas de noviembre. Pero, los plazos son tan cortos que el PSOE necesita la colaboración de todos los demás grupos parlamentarios para evitar que se dilaten las presentaciones de enmiendas o las convocatorias de las comisiones correspondientes en el Congreso y el Senado. Tendría que aprobar el decreto, una vez convalidado el día 22, como proyecto de ley y ser aprobado en lectura única en las comisiones correspondientes.

Al Gobierno le queda otro escollo si finalmente plantea esta vía de urgencia: la posición del grupo parlamentario que forman ERC, IU e ICV. El portavoz de ERC, Joan Ridao, es partidario de llegar a un acuerdo con el Gobierno y para eso hoy mismo se reúnen técnicos de este partido con técnicos del Ministerio de Trabajo para pactar enmiendas, pero Gaspar Llamazares y Joan Herrera están radicalmente en contra de la reforma laboral y podrían intentar obstaculizar la tramitación ultrarrápida.

Al respecto, el diputado de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha asegurado en rueda de prensa que no va a facilitar la tramitación "exprés" de la "contrarreforma" laboral por razones estrictamente "políticas y constitucionales".

En el PP, además, continúa el debate sobre cuál va a ser la posición definitiva para la convalidación del decreto el próximo martes, aunque, tal y como avanzó EL PAÍS el pasado martes, la dirección se inclina por abstenerse.

Hoy, el diputado del Partido Popular Ramón Aguirre ha afirmado en Radio Nacional que su grupo parlamentario se abstendrá el martes 22 en la convalidación del decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros el pasado miércoles. En concreto, Aguirre ha asegurado que el PP "no va a obstaculizar" la aprobación del decreto. Preguntado por si votarían a favor, ha dicho que "seguramente" se abstendrán.

Tras las palabras de Aguirre, un responsable de comunicación del PP las ha calificado de opinión personal y ha matizado que el partido aún no ha tomado una decisión y que serán la dirección nacional y el portavoz económico, Cristobal Montoro, quienes anuncien el sentido del voto del grupo parlamentario. Precisamente, hoy Montoro tiene un acto oficial del partido.