Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias del ajuste económico

Toxo pide cambios en un Gobierno "quemado"

Con naturalidad y sin crispación, los líderes sindicales de UGT y CC OO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, discreparon de plano sobre la reforma laboral con la dirección del Grupo Socialista, encabezada por su portavoz, José Antonio Alonso, y por el diputado Jesús Membrado. "El desencuentro ha sido radical", señaló Toxo, tras una reunión de algo más de una hora. En su opinión, la reforma es un "canto a la resignación y una declaración de impotencia", proclamó Méndez.

La reunión vino precedida de una declaración de Toxo a Punto Radio en la que pedía a Zapatero que cambiara a su Gobierno, que en su opinión carece de "dirección política". En el Congreso se reafirmó al señalar que el Ejecutivo "está quemado", aunque no cree que sea el momento de convocar elecciones. A este respecto, el secretario general de UGT introdujo un matiz diferencial. Méndez coincidió con Toxo en que la huelga no tiene como objeto un cambio de Gobierno, pero situó las declaraciones de su compañero al respecto del estado del Ejecutivo en el terreno de la "reflexión personal de Ignacio". A su juicio, "compete al presidente reflexionar sobre la configuración" de su equipo. Y ahí se quedó. Con tono de pesar, el portavoz socialista, José Antonio Alonso, tachó de "muy injusta" la apreciación de Toxo.

Los líderes sindicales continuaron las reuniones con los grupos para tratar de convencerles de que no apoyen la reforma. Coincidencia plena encontraron en Joan Herrera (ICV) y Gaspar Llamazares (IU), que avaló la huelga general . "Receptividad en algunos temas" apreciaron en el PNV. Con el PP se verán en los próximos días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de junio de 2010