Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El barco irlandés 'Rachel Corrie' se acerca a la costa de Gaza

Los planes del Rachel Corrie no cambian. Cuatro días después del asalto del Ejercito israelí a la flotilla de la libertad, la embarcación irlandesa que escapó al ataque tras retrasar la salida desde Malta por problemas técnicos, se encontraba anoche a 200 millas de la franja de Gaza. "Creemos que llegaremos el viernes [por hoy] por la noche", relataba desde el buque por teléfono vía satélite el diplomático irlandés Denis Halliday. El ex asesor del secretario general de Naciones Unidas es una de las 20 personas que están en el barco. Hay cinco activistas irlandeses, entre ellos la Premio Nobel de la Paz Mairead Corrigan-McGuire, y seis malayos. Los demás ocupantes son los miembros de la tripulación. La nave transporta unas 500 toneladas de cemento, cuadernos escolares, medicamentos y juguetes.

Halliday no escondía el nerviosismo que hay en el barco a medida que se acerca a la costa de Gaza. "Claro que tenemos miedo", decía, "pero también creemos que las autoridades israelíes tomarán el barco sin usar la violencia. Nos respetarán y nosotros les respetaremos. No asustaremos a los soldados israelíes, que son jóvenes adolescentes. Somos pacíficos y estamos más determinados que nunca a seguir nuestro viaje". Todos los ocupantes decidieron por unanimidad seguir la ruta hacia Gaza a pesar de las noticias del ataque, la madrugada del lunes. "Estábamos asustados, sorprendidos y muy entristecidos por las personas que han muerto", comentaba anoche el diplomático. "Se cometieron errores muy graves. Los soldados israelíes estaban asustados, apretaron el gatillo y mataron a gente. Hubo errores por ambas partes. Pero esto no ocurrirá con nuestro barco".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 2010