'Pretorianos' a comisión

Pretoria se extiende por el Barcelonès

El gerente comarcal y el alcalde de Sant Adrià trataron de amañar con Luigi el concurso de un tanatorio - "Hay que ver cómo repartimos", dijo Imanol Pujana

La mancha de la corrupción se extiende por el Barcelonès. La revelación del sumario del caso Pretoria -que implica a los ayuntamientos de Santa Coloma de Gramenet, Badalona y Sant Andreu de Llavaneres- añade más administraciones a la lista. Un informe de la Guardia Civil, basado en escuchas y seguimientos, revela que el gerente del Consejo Comarcal del Barcelonès, Imanol Pujana, y el alcalde de Sant Adrià de Besòs, Jesús María Canga, ambos socialistas, intentaron amañar un concurso -finalmente impugnado- para que el arquitecto del agrado de la trama diseñara un tanatorio.

Bartomeu Muñoz, el ex alcalde de Santa Coloma imputado en el caso, propuso el negocio a Luis García Sáez, Luigi, el cerebro de la trama. Muñoz llamó a Luigi y le aconsejó sobre cómo convencer a los dos responsables políticos para amañar la adjudicación: de Pujana le explicó que buscaba colocar a su hijo, arquitecto, en un gabinete reputado; de Canga le detalló que buscaba trabajo para su esposa. "Esto te lo arreglo yo en tres minutos", le respondió Luigi.

El regidor afirma que "los concursos llegan mangoneados al pleno" municipal
Más información
El frustrado acoso a Montilla
"Si la gente se entera... nos harán la piel tireta"
La interventora de Santa Coloma fue destituida tras colaborar con Garzón
La trama intentó su último 'pelotazo' en la plaza de Europa de L'Hospitalet
El juez Pedraz imputa a una testaferro de Alavedra en Andorra
La agenda del 'ministro' Luigi
Respeto
Montilla 'descontamina' a sus consejeros de la trama Pretoria y carga contra la prensa
Dimite un alcalde del PSC tras negar su relación con el 'caso Pretoria'

Luigi empezó a mover los hilos y se citó con Pujana, que, según la investigación, asumió el apaño con la aquiescencia de Canga, informado de todos los movimientos por el propio Luigi. Estos hablaron varias veces, y en una ocasión Canga le dejó claro que las adjudicaciones se presentaban "mangoneadas ya" en el pleno municipal.

Luigi movió los contactos y habló con el arquitecto Josep Ribas -elegido por el promotor de Cubics en Santa Coloma, Enric Viñas- para redactar el proyecto. La licitación se fechó en octubre de 2009. Cinco meses antes del concurso, Ribas visitó el terreno donde se ubicaría el tanatorio y recibió de Pujana las instrucciones para ganar la adjudicación. "En tus manos está ", le dijo Luigi al arquitecto, y le tranquilizó: "Lo tengo clarísimo. El tanatorio, al señor Ribas". La llamada, concluye el sumario, deja claras las "intenciones del grupo: la adjudicación del concurso al señor Ribas con la intermediación de Luis García y la influencia de Muñoz, Pujana, y Cangas".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Una vez cerrado el contrato, Pujana y Luigi hablaron de comisiones: "Primero hace falta saber quién da todo y después cómo repartimos", le avisó el gerente comarcal, que aparece en el sumario relacionado con otros negocios ilegales en Santa Coloma.

El amaño del tanatorio se truncó porque las otras empresas que pujaron por la adjudicación la impugnaron. Sin embargo, las diligencias de la Guardia Civil dejan claro que, pese a que falló el negocio, se realizaron "todos los actos necesarios para la adjudicación a estas personas del concurso".

Los implicados negaron ayer las acusaciones que se desprenden de la investigación. Fuentes del Consejo Comarcal del Barcelonès aclararon que el proyecto nunca se adjudicó porque "poca gente muere en Sant Adrià". Su alcalde desmintió haber negociado con el cerebro de la trama: "Con Luigi he hablado mil veces. La habilidad que he tenido yo es sacarme a este tío de encima como buenamente he podido", aseguró Canga. También negó haber dicho que las adjudicaciones estaban "mangoneadas". "Es imposible. ¿Cómo voy a decir eso?".

Ribas, que reconoció haber contratado "en prácticas" al hijo de Pujana, aseguró que solo fue consultado por el gerente porque había diseñado otros tanatorios y aclaró que nunca aceptaría "concursos amañados". La misma versión sostuvo el gerente ante la Guardia Civil. Los interrogadores aseguran que mintió.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS