Montilla 'descontamina' a sus consejeros de la trama Pretoria y carga contra la prensa

El presidente de la Generalitat justifica ante los empresarios más presión fiscal sobre las rentas más altas

"Cataluña no es ni oasis ni cloaca". El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha querido esta mañana levantar un muro sobre los límites de la trama Pretoria. Un muro alrededor del contorno de su gobierno. Tras defender a capa y espada la honorabilidad de los miembros de su gobierno que soportaron presiones de Luis García Sáez Luigi, el ex diputado socialista y presunto cerebro de la trama, y sus apoyos políticos.

Sin mencionarlos, Montilla ha defendido la "actuación impecable" de los consejeros Antoni Castells y Joaquim Nadal y ha disparado abiertamente contra los medios de comunicación por su presentación de los hechos. "No se puede reinterpretar la realidad", ha manifestado en tono contundente, sobre la base de "suposiciones que no prueban nada" y que se mezclan. "La rivalidad mediática no puede justificarlo", ha añadido.

Más información
El frustrado acoso a Montilla
Pretoria se extiende por el Barcelonès
La trama intentó su último 'pelotazo' en la plaza de Europa de L'Hospitalet
Rajoy dispara contra CiU por "prolongar la agonía" del Gobierno

Para el presidente catalán, sus consejeros "no son contactos de ninguna trama" ni hubieran aceptado las presiones por participar en determinados proyectos urbanísticos "en ningún caso". Y ha concluido cargando contra "la obsesión porempastifar-ho todo", porque no se trata, ha dicho, "ni de tapar las vergüenzas ni extender una sombra indiscriminación".

En su intervención inaugural ante el Círculo de Economía, la cita económica más importante del año en Cataluña, el presidente ha justificado, sin mencionarla, la subida del tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para las rentas más elevadas pactada ayer por el tripartito, con el argumento de que lo que está en juego es el Estado del Bienestar y porque el tijeretazo a los gastos "tiene sus límites" y hace falta actuar sobre los ingresos.

El Gobierno catalán sigue "la lógica del que tiene más tendrá que soportar más" en los sacrificios de la crisis, ha dicho Montilla, porque la equidad "no es un producto de lujo sólo aplicable cuando las cosas van bien". Y, ha añadido, "será inevitable una mayor presión fiscal sobre las personas con mayor poder adquisitivo". Cataluña no quiere quedarse sola en esta senda y ha propuesto un debate nacional sobre la sostenibilidad del Estado del Bienestar. A preguntas de los empresarios, el presidente catalánha rechazado que se haya ido sobredimensionando la estructura de la Generalitat.

El tripartito acordó anoche un pacto para gravar a las rentas más de 100.000 euros, a través del tramo autonómico del IRPF. Montilla ha criticado a CiU, cuyo presidente, Artur Mas, cargó ayer en el mismo foro contra las subidas de impuestos (no sólo las del IVA en España, sino también las anunciadas en Cataluña y que afectan a los impuestos ligados a las hipotecas y la compraventa de pisos), por presentar desde la oposición "la cuadratura del círculo" de bajar impuestos, recortar gastos y mantener la protección social.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, acompañado por el consejero de Economía, Antoni Castells, y el presidente del Círculo de Economía, Salvador Alemany, a su llegada a la XXVI Reunión del Círculo de Economía que se celebra en la localidad costera de Sitges.
El presidente de la Generalitat, José Montilla, acompañado por el consejero de Economía, Antoni Castells, y el presidente del Círculo de Economía, Salvador Alemany, a su llegada a la XXVI Reunión del Círculo de Economía que se celebra en la localidad costera de Sitges.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS