'Pretorianos' a comisión

"Si la gente se entera... nos harán la piel tireta"

Las escuchas revelan la complicidad entre Emili Mas, ex gerente del Incasòl, y Luigi

En la agenda de Luigi, como se conoce a Luis García Sáez -el presunto cerebro de la trama Pretoria-, aparece en no pocas ocasiones el nombre "E. Mas". Luigi mantenía una relación fluida con Emili Mas, ex gerente del Instituto Catalán del Suelo (Incasòl), dependiente de la Generalitat, un hombre por el que el consejero de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, no dudó en poner "la mano en el fuego". Pero el fiscal considera que podría haber cometido un delito de asociación ilícita y de negociaciones y actividades prohibidas a un funcionario público. Según el sumario, Mas elaboró un informe para Santa Coloma siendo gerente del Incasòl y pudo intervenir en los pelotazos de Cerdanyola y El Prat. Mas también despachaba los asuntos de Santa Coloma y su constructora municipal, Gramepark, con Luigi cuando este no tenía ningún cargo dentro de la empresa ni en el Consistorio.

Más información
Pretoria se extiende por el Barcelonès

-¿No tenemos una ARE [área residencial estratégica]? ¿Y no tenemos terrenos en la ARE? Que no lo haga Regesa, lo concesionamos y el que compra la concesión compra una parte de la propiedad de Gramepark y nos salva del lío -le indica Luigi.

-En eso estoy, te lo cuento el martes.

Mas conocía, según la conversación, cuál era ese "lío", presuntamente la situación precaria de las finanzas de Gramepark, de acuerdo con las conversaciones que hay en el sumario. En esa llamada, Luigi y Mas negocian sobre la edificabilidad del área residencial estratégica, que en principio está pensada para vivienda pública. Pese a ello, Mas espeta: "¿Y dónde está dicho que tenga que ser vivienda de protección residencial. Tú, le pagamos en libre por el importe de la hipoteca y a tomar viento". Emili y Luigi están de acuerdo en que la ARE debe plantearse desde un punto de vista empresarial.

-Si la gente se entera, me matarán.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

-Nos harán la piel tireta, y más cuando ves que la lista son moritos -dice Mas, en una supuesta referencia a los adjudicatarios de vivienda social.

Mas comentaba con Luigi la posibilidad de que Gramepark accediera a créditos del Instituto Catalán de Finanzas. Un informe de la Guardia Civil se refiere a la "relación profesional" entre ambos, "encaminada a la búsqueda de soluciones para los diferentes proyectos municipales". Es más, Emili Mas entraba dentro de esa rueda en la que todos descalificaban a todos. Luigi se refería al ex alcalde Bartomeu Muñoz como "el señorito", y este, a su vez, hablaba de Mas como "el tonto del haba de Emili".

En otra ocasión, el 11 de mayo, Luigi habla con el constructor Jordi Mensa sobre una cita que tiene con Emili Mas un viernes. El empresario se queja de que Mas piensa que su empresa ya tiene muchas obras adjudicadas. "No es así", sostiene. Luigi le sugiere que le pase una nota para Emili Mas, a lo que responde el empresario, refiriéndose a una lista de obras públicas que quiere levantar:

-Te hago una que esté en color verde. Que el color verde es como un semáforo, que es la que nos gusta, y hay unas que están en amarillo, en ámbar, que dices: hombre, si no nos pueden dar una de las verdes, que nos den una de las amarillas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS