Entrevista:JÉRÔME DESCHAMPS Y MACHA MAKEÏEFF | Directores teatrales

"La ópera es un arte arcaico y económicamente absurdo"

Entrevista a los directores teatrales Jèrôme Deschamps y Macha Makeïeff

Pareja tanto en la vida como en el trabajo, Jérôme Deschamps y Macha Makeïeff llevan tres décadas creando juntos o por separado. Hace cuatro años que él aceptó la dirección de la Ópera Cómica de París y ella multiplica los proyectos en los escenarios. Su humor ácido y algo melancólico -"Todos los espectáculos que hemos hecho, en el fondo, tratan de la soledad", dice Deschamps- y su peculiar estética han llegado al gran público en Francia gracias a la serie televisiva Les Deschiens. Un estilo propio presente en su último espectáculo, Salle des fêtes, con el que abren mañana el Festival de Otoño en Primavera de Madrid.

"Se trata de un espectáculo inscrito en la tradición musical, que se apoya sobre todo en las personas y en una idea, que es la de examinar nuestra relación con el arte y con nuestro pasado artístico", explica Deschamps, instalado en su despacho de la Ópera Cómica, en el corazón de París. "En la memoria tenemos recuerdos inspiradores", añade. "Para la gente de mi generación, a veces es una canción de The Beatles o de Elvis Presley, y no podemos escucharla sin que nos lleguen imágenes del pasado, del mundo de esa época".

"Todos nuestros espectáculos tratan, en el fondo, de la soledad"

Utilizando el pretexto de una fiesta en la que la música y las coreografías perfectamente coordinadas sirven de medios de expresión, Deschamps y Makeïeff han querido representar "la fragilidad de ese pequeño barco, el que está hecho con nuestra memoria y nuestra relación con las canciones, es decir, con el arte". Esa sala de fiestas, que podría ser cualquier sala de espectáculo de barrio, es también "una sala en peligro, como lo es nuestra memoria, e incluso a menudo la vida artística". El peligro de desaparecer queda plasmado por los ruidos de las obras en el exterior que se hacen cada vez más amenazadores. En el centro de todo esto se encuentra Lorella Cravotta, una de las fieles de la tropa de Les Deschiens, que interpreta a la dueña del local. "Conozco muy bien su carácter, y sabía cómo podía hacer ese personaje", explica Deschamps. Al margen del espectáculo, Deschamps libra su batalla por "levantar este teatro sublime", la Ópera Cómica. "La sala tiene una acústica extraordinaria y una historia inaudita", afirma. "Quiero volver a hacer de esta casa una verdadera casa de ópera, algo que fue pero que ya no era porque el Estado no lo apoyaba lo suficiente". Como explica, "la ópera es un arte arcaico y económicamente absurdo", en el que las representaciones cuestan una fortuna. "Bueno, es también una parte entera de nuestra memoria", concluye. "Este lugar tiene un potencial enorme y es una locura no usarlo".

Los directores teatrales Jérôme Deschamps y Macha Makeïeff, retratados en París.
Los directores teatrales Jérôme Deschamps y Macha Makeïeff, retratados en París.DANIEL MORDZINSKI
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS