Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La herida abierta de Galdós

Un contemporáneo montaje de 'Electra', en versión de Francisco Nieva, rescata la visión anticlerical del escritor

Son varias las voluntades que se han unido para recuperar al Pérez Galdós dramaturgo con Electra, obra cuyo estreno en 1901 conmocionó a la sociedad de la época hasta el punto de que entre sus consecuencias está la caída de un gabinete ministerial. Este texto progresista y anticlerical renace con una nueva mirada contemporánea, pero sin anacronismos, y una brillante lectura, con versión de Francisco Nieva.

El montaje celebra el centenario del teatro Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria, donde se estrenó el pasado jueves, con puesta en escena de Ferrán Madico. El director ha tomado prestado el dedo que Galdós puso en la llaga de sus contemporáneos, y lo ha arrastrado hasta la misma herida que más de un siglo después aún no se ha cerrado: la del enfrentamiento entre la ilustración y el oscurantismo, entre la razón y el fanatismo, entre la ciencia y la religión...

Para ello se ha respetado la obra galdosiana por la que desfilan personajes de los sectores sociales en liza, interpretados por un reparto en el que participan, entre otros, Sara Casasnovas, Miguel Hermoso Arnao, Maru Valdivieso, Antonio Valero, Pep Molina, Sergio Otegui y Chema Muñoz. Ellos, junto con una esencialista y desnuda escenografía de Alfonso Barajas ayudada por el videoescenista Álvaro Luna, cuentan la historia de una jovencísima huérfana, de padre desconocido, que llega de Francia a vivir con la familia de su madre. Su educación es motivo de disputa entre varios supuestos padres, de ideologías distintas. Un Galdós feminista pone de relieve el afán castrador y manipulador del sector eclesiástico y sus artimañas para no perder poder político, moral o económico. "Entonces el influjo popular de la iglesia era un factor de involución, que obstaculizaba hallazgos científicos y medidas sociales de progreso", dice Nieva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de mayo de 2010