Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro de la Unión Europea

A favor de la energía nuclear

Los expertos opinan que la UE no debe cerrar las puertas a Turquía, pese al rechazo frontal de Alemania y Francia

Son asuntos candentes los que los expertos encabezados por Felipe González han estudiado con detenimiento: la dependencia energética, el futuro de la ampliación, el funcionamiento del mercado interior y el papel de Europa como actor global. Estas son las propuestas del Grupo de Reflexión sobre estos problemas, decisivos para el futuro de la Unión Europea.

Seguridad energética y energía nuclear

El estudio aborda el crucial desafío que supone la dependencia energética europea de los altos precios de importación del petróleo, gas y carbón. Estas compras suponen el 50% de las importaciones europeas, factura que se elevará hasta el 60%. Y como los hidrocarburos podrían representar hasta el 80% del consumo energético europeo, los expertos se proponen revolucionar las medidas sobre eficiencia energética. Igualmente se recomienda aumentar el peso de las energías renovables. Ahora bien, sin olvidar las posibilidades que ofrece la polémica energía nuclear. El documento asegura que "la búsqueda de un mix [consumo] energético más viable debe implicar también el recurso a la energía nuclear. Europa no puede permitirse prescindir de esta importante fuente de energía".

Europa debe honrar sus compromisos con Turquía

La Unión Europea debe permanecer abierta a nuevos Estados, "valorando a cada candidato según sus propios méritos y de conformidad con los criterios de asociación", sostiene el Grupo de Reflexión. "La unión debe hacer honor a sus compromisos en relación con los actuales candidatos, incluido Turquía, y continuar con el proceso de negociación", añade el informe. Se trata de una recomendación muy comprometida teniendo en cuenta la conocida posición del presidente francés, Nicolas Sarkozy, padrino del informe, y de la canciller alemana, Ángela Merkel, ambos claramente opuestos a la entrada de Turquía en la Unión.

Crecimiento a través del conocimiento

Europa está perdiendo el tren de la investigación y el desarrollo científico y tecnológico, según el informe. En 2025 cerca de un millón de estudiantes chinos e indios estudiarán en el extranjero. Unas cifras que contrastan con el reducido número de europeos que estudian fuera de Europa. Más grave aún: sólo 27 universidades europeas figuran en la lista de las 100 más importantes del mundo, mientras que EE UU cuenta con 57. Por ello, el documento propone "desarrollar una red al máximo nivel de establecimientos de educación superior que puedan competir con los mejores del mundo". Eso sí, precisa que "la búsqueda de la excelencia no puede impedir un esfuerzo paralelo de promocionar un mayor acceso a la educación universitaria". En materia de financiación, "los estudiantes con altos ingresos deberían contribuir a los crecientes costes de la educación, mientras que un sistema de becas y préstamos debería estar disponible para los estudiantes que precisan apoyo financiero". En definitiva, la educación y la búsqueda de la excelencia de convierten en una de las tareas más urgentes que debe plantearse la UE.

Contra las jubilaciones anticipadas

La tendencia de envejecimiento

conduce a "una insostenible presión sobre los sistemas de bienestar, salud y pensiones, y a negativos resultados para el crecimiento económico y la fiscalidad".

El estudio destaca la explosiva situación europea, que combina las más altas expectativas de vida con la más baja fertilidad. A la vista de estos datos, y teniendo en cuenta que la actual edad promedio de jubilación es de 62 años para los hombres y 60 para las mujeres, si no se aplican políticas compensatorias en los próximos 40 años, resultará que cada cuatro trabajadores contribuyentes deberán sostener a tres jubilados. Para ello propone "desalentar las actuales prácticas de jubilación anticipada" y estima que "la jubilación debería convertirse en una opción para los individuos más que una obligación". Los expertos se muestran partidarios de prolongar la edad laboral mediante programas de formación. Claro está, debe lograrse que la contratación de los trabajadores mayores resulte más atractiva.

Inmigrantes cualificados

El panorama demográfico descrito es espeluznante. Sin inmigración, la fuerza laboral europea caerá en 68 millones de personas en 2050. Consideran los sabios que es urgente cambiar de actitud y aprender de países como Canadá, Australia y Estados Unidos, que compiten por captar emigrantes cualificados. El informe sugiere crear una política de inmigración común a medio y largo plazo que tenga como objetivo a los inmigrantes cualificados. Los expertos abogan porque los inmigrantes disfruten de "los mismos derechos sociales que los nacionales de la UE".

Nuevo pacto para el mercado único

Los expertos lamentan que el desarrollo del mercado único ha sido largamente obstaculizado por dos procesos simultáneos. En primer lugar, por la resistencia de algunos Estados miembros a aplicar el mercado interior, las reglas de competencia y las normas sobre las ayudas de los Estados. Y en segundo término, por la tendencia de otros países a oponerse a la coordinación fiscal.

El pacto que se propone es ampliar el mercado único a sectores en los que se ha desarrollado poco, sobre todo los servicios, incluidos los financieros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de mayo de 2010