Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Modernismo a la vista en Sant Pau

Más de 10.000 personas visitan el hospital el primer día de puertas abiertas

El hospital de Sant Pau, el conjunto modernista más grande de Europa, celebró ayer la primera de sus jornadas de puertas abiertas con gran afluencia de público: Más de 10.000, según informaron a última hora de ayer fuentes del hospital. El alcalde, Jordi Hereu, y la consejera de Salud, Marina Geli, inauguraron la apertura. El objetivo es que los ciudadanos puedan ver cómo avanzan las obras de restauración y los pabellones diseñados por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner sin la interferencia de todos los añadidos antiestéticos -aparatos de aire acondicionado en las fachadas, pisos añadidos en los pabellones y tabiques divisorios, entre otras cosas- que deslucían la obra modernista. Josefina, que ayer visitaba junto a su marido el hospital, había dado a luz a su hijo entre estas paredes declaradas Patrimonio Mundial.

Estuvo en una sala general: un habitáculo grande, sin separadores y con las camas tocándose unas con otras, hacinadas. "Di a luz a mi hijo justo al lado de una prostituta", recuerda. Le pusieron Pau, en honor al hospital. Hace más de 30 años, el marido de Josefina, Josep, tuvo un complicado cáncer de piel. Se curó gracias un trasplante de tejido, practicado en el centro, pionero en esta técnica.

"La renovación es imprescindible; es una obra única. ¿Alguien cree que en cualquier otro país se dejaría esto sin rehabilitar?", opina una trabajadora que lleva 34 años en el hospital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de abril de 2010