vida&artes

"Mi hija seguirá en el mismo instituto y con el 'hiyab"

El padre de Najwa Malha rechaza el traslado de la alumna a otro centro

Najwa Malha no abandonará el instituto Camilo José Cela de Pozuelo de Alarcón (Madrid). Al menos es lo que quiere su familia. "Mi hija seguirá en el mismo instituto y con el hiyab (velo islámico)", aseguró ayer su padre. Mohamed Malha rechaza el traslado que le propone la Comunidad de Madrid a otro centro, situado a 500 metros, cuyo reglamento no impide taparse la cabeza.

Malha responde al teléfono con voz cansada. Su móvil no ha parado de sonar en todos estos días. Dice que se siente "fatal" porque la salud de su hija "empeora". El lunes por la noche la chica, de 16 años, sufrió una crisis de ansiedad que se agudizó el martes cuando se enteró de que no podría volver al centro con el hiyab, según el padre.

Más información
¿Velo de sumisión o de rebeldía?
Los obispos defienden el derecho a manifestar las creencias religiosas fuera del ámbito privado
Ni imponer ni prohibir el hiyab

Ese día, el Consejo Escolar del instituto rechazó por una mayoría aplastante (15 votos a dos) modificar el reglamento de convivencia que no permite "el uso de gorras ni de ninguna otra prenda que cubra la cabeza". La Comunidad de Madrid le envió ayer a la familia una resolución en la que respalda la decisión del centro. El padre, que ayer por la tarde aseguró no tener conocimiento de esa resolución, la rechaza de antemano.

"Apartar a mi hija de sus compañeras me parece una discriminación total, supondría aún más presión para ella", dice Malha, que repite varias veces: "Ella tiene que volver al mismo centro, eso no puede impedirlo nadie".

El instituto, que antes de la votación expulsó a Najwa de clase y la envió una semana a la sala de visitas, ya se ha pronunciado: no hay sitio en el aula para Najwa y su hiyab. Pero el padre insiste: "Si la apartan de las clases, será un problema de ellos, pero mi hija no cambia de centro".

Najwa siguió recabando ayer apoyos de asociaciones musulmanas y hasta de Aministía Internacional. Pero no todo son críticas. Hay también intentos de fraguar un diálogo con el PP que gobierna en Madrid.

Yusuf Fernández, secretario de la Federación Musulmana de España, llamó al que considera uno de los dirigentes del PP con más sensibilidad por su colectivo: Juan José Imbroda, presidente de Melilla. "Intentamos tender puentes", declaró Imbroda.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS