Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno mantiene al delegado imputado por Mercasevilla

La Junta decidió ayer mantener a Antonio Rivas como delegado en Sevilla tras la reorganización de cargos en la Consejería de Empleo, a pesar de su imputación por cohecho en el caso Mercasevilla, cuya juez investiga su supuesta participación en una petición de comisiones ilegales a dos empresarios de hostelería.

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, condicionó ayer su apoyo a la confirmación de la imputación por parte de la Audiencia. "Dije que si ese auto se confirma, cosa que no ha pasado, no podrá seguir de delegado", informa Manuel Albert.

Antes, la consejera de Presidencia, Mar Moreno, subrayó que el Ejecutivo respalda a Rivas porque las acusaciones son "extremadamente frágiles". La magistrada Mercedes Alaya ha reconocido que las pruebas contra Rivas son "débiles" pues se basa en la declaración de otro imputado y el Tribunal Supremo exige que en estos casos haya una "mínima corroboración" de su culpabilidad.

Fuentes de la Oficina del Portavoz precisaron que al estar recurrida la imputación ante la Audiencia, esperarán a que sea firme para decidir su destitución como delegado. El vicesecretario del PSOE, Rafael Velasco, se pronunció en igual sentido: "No es firme aún". Moreno opinó que este caso "nada tiene que ver" con la dimensión nacional del caso Gürtel. "Habría que preguntarle al PP qué escala tiene para dimensionar lo que es la ética pública".

Por su parte, el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, censuró la decisión: "Esto significa que la Junta quiere ser cómplice de la presunta mancha de corrupción en Mercasevilla". A continuación, remachó: "Demuestra que tiene mucho que tapar para callar la boca a Rivas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de abril de 2010