Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro asesta un nuevo mazazo

Los 36.000 desempleados registrados en marzo elevan la lista de parados al récord de 4,17 millones - El deterioro del mercado laboral supera las expectativas

El único consuelo es que la destrucción de empleo se atenúa mes a mes. Pero si se recuerda que en dos años 1,8 millones de trabajadores se han visto abocados a la cola del paro, parece obvio que la caída cada vez más moderada supone un alivio bastante pobre. Marzo, un mes tradicionalmente bueno para el mercado laboral, vio cómo 35.988 españoles se dieron de alta en lo que antes se conocía como Inem. Con estas incorporaciones son ya 4.166.613 los parados registrados.

El Gobierno, sin embargo, prefiere ver la botella medio llena. La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, afirmó ayer que la evolución de los primeros meses del año "permite pensar" en una posible mejora de las previsiones oficiales, que estiman un 19% de paro para finales de año. Una visión diametralmente opuesta tienen en el Instituto Flores de Lemus, de la Universidad Carlos III de Madrid. "El que acabamos de conocer es un dato malo, que nos dice que el mercado de trabajo sigue deteriorándose tras un año de destrucción masiva de empleo", afirma Emiliano Carluccio. Este investigador del Flores de Lemus se agarra a la estadística para explicar por qué las cifras hechas públicas ayer son peores de lo que parecen a simple vista. "Si nos fijamos en los datos desestacionalizados, en lugar de 36.000 parados más, ha habido casi 60.000. Y en lugar de un aumento en las afiliaciones de 22.500, estas se habrían reducido en 35.000", concluye.

El paro sólo bajó en Extremadura, Asturias, Baleares y Navarra

"El aumento del paro es ligeramente superior al que esperábamos. Y más aún, si tenemos en cuenta que marzo es un mes en el que tradicionalmente se reduce el paro registrado en cerca de 24.000 personas por el efecto Semana Santa", añade Marta Romero, directora del Servicio de Estudios de Agett, la patronal de las empresas de trabajo temporal.

Marzo es el octavo mes consecutivo en el que la curva del desempleo va hacia arriba. Y, con el medio millón largo de personas que se han registrado en la lista negra durante el último año, ahora hay un 15,5% más de parados que hace 12 meses. Uno de los pocos sectores que ha permitido alguna alegría es la construcción, líder de generación de parados en las épocas más duras de la crisis. Por primera vez en seis meses, este sector fue a mejor con más de un millar de nuevos contratos. Todos los demás asistieron al deterioro de su mercado laboral. "La bajada del paro en la construcción no obedece a la creación de empleo, ya que las cifras de afiliados a la Seguridad Social descendieron, sino a un cambio de sector de actividad o al paso del trabajador asalariado al de autónomo", señalan en CC OO.

También las mujeres -que en la fase dura de la recesión conservaron mejor sus puestos que los hombres- sufrieron más el vendaval laboral en marzo: ellas absorbieron casi dos tercios de los 36.000 que ahora tienen que buscar una ocupación. "El perfil del nuevo parado ha cambiado en marzo: predominan las mujeres, los mayores de 45 años y sin experiencia laboral", explican en Agett. A excepción de Asturias, Baleares, Extremadura y Navarra, el paro aumentó en todas las comunidades autónomas.

Habrá que esperar a que la EPA -que a finales del año pasado ya contabilizaba 4,3 millones de parados, un 18,8% de la población activa- emita el próximo día 30 su diagnóstico sobre el primer trimestre. Mientras tanto, las perspectivas no son buenas. "El paro continuará aumentando a pesar de la ralentización esperada para la población activa y, previsiblemente, lo seguirá haciendo hasta que no asistamos a una recuperación de la actividad. En el primer trimestre se espera que la tasa roce el 20% y se alcancen los 4,5 millones de parados", concluye la experta de Agett.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de abril de 2010