Los boticarios piden reducir los fármacos financiados

La Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (Fefe) pidió ayer que se reduzcan los fármacos para síntomas leves que subvenciona la sanidad pública, como los antiácidos o los analgésicos. Así, estos productos no tendrían un máximo impuesto por el sistema de referencia (las farmacias cobran un porcentaje del 21% del precio final de un medicamento). Esta es una de sus propuestas para contener lo que califican de "desmedido" gasto farmacéutico.

La medida, aseguran, ahorraría a las autonomías 280 millones de euros de una factura que en 2009 fue de 934 millones de euros (un 4,9% más que el anterior).

Fefe, que entregó ayer sus propuestas en el Ministerio de Sanidad, plantea también reducir el IVA de los medicamentos. "Este debería pasar del 4% actual al 2% que tiene en países como Reino Unido o Suecia", dijo Fernando Redondo, presidente de la organización. Si esta medida se hubiera impuesto en 2008, aseguró, el ahorro para las comunidades habría sido de unos 230 millones de euros.

En 2000 se facturaron 577,3 millones de recetas. En 2009, esa cifra se incrementó un 56,6% y alcanzó los 934 millones. Un ritmo que debe contenerse para que el sistema subsista y para que puedan aplicarse medidas que mejoraren la viabilidad de las farmacias, según Fefe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 11 de marzo de 2010.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lo más visto en...

Top 50