Marruecos expulsa a 26 cristianos por proselitismo

Marruecos batió el récord de expulsión de cristianos el pasado fin de semana -27 fueron detenidos y 26 recibieron una orden de expulsión- mientras se desarrollaba en Granada la primera cumbre en la historia entre la Unión Europea y el país magrebí.

La mayoría de los expulsados son evangélicos anglosajones, pero entre ellos figuran también una pastora coreana acreditada para atender a su comunidad, un sacerdote franciscano -el primer católico expulsado en 30 años- y un africano detenido durante el culto del domingo en la iglesia protestante de Marraquech.

La decisión del Ministerio del Interior obliga además en la práctica a cerrar el orfanato Village of Hope de Ain Leuh, en la cordillera del Atlas, en el que había 33 niños atendidos por 16 evangélicos, todos ellos expulsados. El centro llevaba diez años funcionando y sus huéspedes mayores tenían esa edad. Se sometía a las inspecciones de la Administración.

Todos estos cristianos son culpables de intentar "quebrantar la fe de los musulmanes", según señala un comunicado del Ministerio del Interior difundido el lunes por la noche. A aquellos que regentaban el orfanato se les reprocha además de, "so pretexto de beneficencia, dedicarse también a hacer proselitismo de niños de corta edad".

"Llevaban años trabajando y, de sopetón, sin ningún tipo de diálogo, se da el cerrojazo al orfanato", se lamenta el pastor Jean-Louis Blanc, que preside la Iglesia Protestante en Marruecos, autorizada a atender a los occidentales de esa confesión. "En Marraquech, la policía entró en el templo para practicar detenciones, algo que nunca había hecho y que me parece reprobable", añade.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS