Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España dona a Latinoamérica cuatro millones de vacunas de la gripe A

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, anunció ayer en Washington la donación de cuatro millones de dosis de vacunas contra la gripe A a la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Ante la pandemia que desató el pánico mundial, el Gobierno de España tenía en su reserva estratégica 13 millones de dosis como garantía de salvaguardia ante una catástrofe de los que sólo ha usado tres millones. Parte del resto será utilizado por países como Colombia, Bolivia, República Dominicana y Nicaragua. "Nuestro país sigue actuando siguiendo el principio de cooperación activa", declaró Jiménez, que cifró el coste total de la donación en 30 millones de euros.

La ministra de Sanidad ha realizado una visita de dos días -que concluye hoy- a la capital de EE UU. Jiménez fue recibida ayer por la mañana por la secretaria de Salud norteamericana, Kathleen Sebelius, con quien debatió sobre las vacunas de la gripe A, la obesidad infantil y la cooperación entre EE UU y España en materia de tecnología administrativa aplicada al sistema sanitario, conocido como e-health. "España está muy avanzada en este terreno y esperamos que para final de año los médicos de atención primaria tengan acceso a las historias clínicas de los pacientes en un 98%

[en EE UU es apenas el 17% esa misma cifra]", declaró Jiménez.

Sanidad electrónica

Jiménez dijo sentirse muy emocionada y satisfecha con los logros conseguidos en ese terreno, y manifestó su deseo de que la economía española se beneficie de ello a través de sus empresas pioneras en el sector. "El e-health creará puestos de trabajo en España", insistió Jiménez, quien citó como posibles empresas para ofrecer sus servicios de sanidad online en EE UU a Telefónica o Indra. "Junto a Suecia y Dinamarca, España es el tercer país de la UE a la cabeza de la sanidad electrónica".

Sobre la reforma sanitaria en la que la Administración estadounidense está embarcada, la ministra declaró que Sebelius le había avanzado que era "razonablemente optimista" sobre que salga adelante el proyecto de ley por el método de la mayoría simple. "Es de máxima urgencia", dijo Jiménez sobre la reforma de Barack Obama. "No puede permitirse que 30 millones de personas no tengan ningún tipo de cobertura médica".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de marzo de 2010