La primera crisis del euro

Alemania advierte que cualquier ayuda se dará con condiciones

El partido de Angela Merkel avisa de que Grecia debe acometer más reformas para recibir el apoyo

Alemania es la pieza clave del euro y, por tanto, el foco de todas las miradas cuando se habla de un posible rescate de Grecia ante el mal estado de sus cuentas públicas. Y fue desde Alemania desde donde las informaciones sobre un principio de acuerdo entre los países de la eurozona empezaron a tomar cuerpo. Fuentes de la coalición gobernante dieron tal acuerdo por hecho a la agencia Reuters y el Financial Times Deutschland (FTD) aseguró que el ministro alemán de Hacienda, Wolfgang Schäuble, informará hoy al grupo parlamentario democristiano (CDU/CSU) de los detalles de dicho plan. Sin embargo, el portavoz gubernamental Ulrich Wilhelm negó que la decisión estuviera tomada. También el Ministerio de Hacienda descartó como "mera especulación" que el Gobierno alemán hubiera decidido "otra cosa que trabajar junto con Grecia en los próximos pasos a dar".

Atenas anuncia una reforma fiscal para lograr 1.100 millones de euros
Más información
La UE prepara el rescate de Grecia
Sentido común europeo
Stiglitz cree que Europa debe "quemar a los especuladores"
Francia y Alemania se unen para conseguir el apoyo de la UE a Grecia

Según el diario económico, el plan comprende ayudas bilaterales y la confección de un plan europeo de apoyo a las maltrechas finanzas griegas. Las informaciones no descartaban que Alemania actúe en solitario si no consigue la colaboración de sus socios. En el seno de la Unión Europea, además, hay posturas divididas sobre si deben ser los países de la eurozona los que asuman el protagonismo del rescate o si se debe dejar esa tarea al Fondo Monetario Internacional (FMI). A favor de esa última postura están sobre todo países de fuera del euro, como el Reino Unido o Suecia. Pero un rescate del FMI podría suponer un golpe a la credibilidad de la zona euro y, además, encontraría dificultades en la medida en que Grecia no es soberana sobre su política monetaria ni cambiaria, resortes que el Fondo suele utilizar para el manejo de las crisis.

Los créditos o avales a otro país tienen que obtener aprobación parlamentaria, así que Schäuble intentará hoy ganar para su plan a los diputados de su partido. Sería el primer rescate económico de la historia de la Unión Monetaria europea.

El viceportavoz del grupo democristiano, Michael Meister, aseguraba al FTD que "la prioridad de la Unión es la estabilidad del euro". Meister insitía en la necesidad de que Grecia se apriete el cinturón con severidad. "Estamos estudiando la ayuda", dijo Meister en declaraciones a Bloomberg. "Pero si Grecia consigue ayuda sólo será bajo estrictas condiciones y si el Gobierno griego acomete reformas estatales profundas", añadió.

El Gobierno griego parece tener claro que necesita acometer reformas de calado para sanear sus cuentas públicas. El último paso fue el anuncio, ayer, de una reforma fiscal por parte del ministro de Hacienda, Giorgios Papaconstantino. El plan rebajará de 75.000 a 60.000 euros el umbral de renta para pagar impuestos al tipo marginal del 40%. Se endurecerá la tributación de los dividendos desde el 10% actual hasta el 40% y, a cambio, se rebajará el impuesto de sociedades gradualmente del 25% al 20%. Los cambios permitirán elevar los ingresos en 1.100 millones, según el Gobierno.

Las iniciativas del nuevo Gobierno están encontrando resistencia, en particular el plan para rebajar los sueldos de los empleados públicos, que prevén ir hoy a la huelga, y la reforma de las pensiones. Tras el paro de los funcionarios de hoy, hay prevista una huelga general para el día 24 de este mes que amenaza con paralizar el país.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS