La primera crisis del euro

Francia y Alemania se unen para conseguir el apoyo de la UE a Grecia

Merkel y Sarkozy buscan medidas comunes para que los 27 apoyen mañana el rescate de la economía griega.- Papandreu se compromete ante el presidente francés a tomar "todas las medidas necesarias" para reducir el déficit

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, buscan una serie de medidas comunes para conseguir que los líderes de la UE que se reúnen este jueves en Bruselas aprueben el rescate de Grecia, según informa el diario francés Le Monde citando fuentes próximas a la presidencia francesa. Estas mismas fuentes aseguran que Francia apuesta por una solución liderada por los dos grandes países de la zona euro. Merkel y Sarkozy expondrán esta postura en una rueda de prensa durante la reunión de este jueves.

Los ministros de Economía de los países de la eurozona se han reunido de urgencia en teleconferencia para debatir sobre el plan de ayuda a Grecia. Con este adelanto de los contactos se refuerza a la idea de que, definitivamente, habrá rescate. Aunque, previsiblemente, no será ni hoy ni mañana. La reunión, ha terminado alrededor de las 17.00, hora peninsular, pero no ha trascendido nada. Muestra de este hermetismo, el ministro de Finanzas de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, encargado de la coordinación de la reunión de emergencia ha asegurado que "Grecia será uno de los temas" de la reunión sin ir más allá.

Los países de la eurozona tienen varias opciones para ayudar a Grecia: préstamos bilaterales, avales, créditos del Banco Europeo de Inversiones o la compra masiva de deuda pública
Zapatero: "Hay que ayudar a Grecia, claro que sí. Y lo va a hacer Europa y el Eurogrupo"
Más información

Como insisten Alemania y la Unión Europea, Grecia tiene que cumplir con todos los compromisos para acceder a unas ayudas que se darán en condiciones estrictas. En este sentido, el primer ministro griego, Giorgios Papandreu, ha asegurado hoy tras entrevistarse con Sarkozy, que su país tomará "todas las medidas necesarias" para reducir en cuatro puntos el déficit público este año y situarlo en el 8,7% del Producto Interior Bruto (PIB).

Según ha explicado una fuente del Gobierno alemán, en la Cumbre de la Unión Europea en Bruselas no se aprobarán ayudas a Grecia ni de forma bilateral ni a nivel comunitario. Para Berlín no hay urgencia para ello, ya que Grecia no está amenazada de impago y, hasta ahora, ha podido colocar su deuda en el mercado sin problemas. Aunque sea a precios elevados. La cláusula del tratado de Maastricht que impide salir en ayuda de un Estado miembro es válido tanto a nivel comunitario como a título bilateral, por lo que no se plantea un rescate unilateral de Alemania, han subrayado las mismas fuentes.

En cuanto al papel que España tendrá en un eventual plan de rescate, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dado por segura la ayuda a su llegada la reunión de líderes socialistas de la UE. "Hay que ayudar a Grecia, claro que sí. Y lo va a hacer Europa y el Eurogrupo", ha declarado. Antes, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha confirmado que el Gobierno está "participando" en las negociaciones y ha anunciado que será "protagonista de su solución". Lo que, según ha argumentado, demuestra que la economía española "no tiene nada que ver con la griega". En este sentido, el Gobierno ha recibido un espaldarazo hoy con el anuncio de la agencia Moody's, que mantiene la máxima calificación de la deuda española.

Sobre la mesa, los países de la eurozona tienen varias opciones para ayudar a Grecia: préstamos bilaterales, avales, créditos del Banco Europeo de Inversiones o la compra masiva de deuda pública griega por parte de los bancos centrales más poderosos, con Alemania a la cabeza. Incluso se baraja usar un fondo extraordinario creado hace unos meses (con el apoyo explícito del FMI) para ayudar a los países del Este.

Fuerte rebote de los mercados

En los mercados, la noticia de que la eurozona acelera sus planes para salir en rescate de Grecia ha llevado a una jornada de euforia. Tras abrir en verde por tercer día consecutivo, las bolsas europeas están registrando importantes ganancias al mismo tiempo que la deuda pública de los países que han estado bajo el ojo del huracán -Grecia, España y Portugal- se recupera. Con pasos de gigante en el caso de los bonos griegos.

En España, el Ibex 35 ha iniciado el día muy animado (subidas del 2% y por encima de los 10.500 puntos a mediodía) para relajarse después y cerrar con una ganacia del 1,75% y para quedarse cerca del nivel de resistencia de los 10.500 puntos (10.455) impulsado por el buen comportamiento de los valores bancarios. En el resto de Europa, las ganancias han sido algo más moderadas, con un alza del 0,63% en París, un 0,39% en el FTSE 100 de Londres y un 0,6% en el Dax alemán. A media hora del cierre, el Dow Jones caía un 0,25% por la reacción negativa de los inversores ante las palabras del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, sobre una posible subida de tipos aún sin fecha fija.

En el mercado de divisas el euro, que este martes experimentó su mayor subida en cinco meses, caía hasta 1,370 dólares. En cuanto a la evolución de los mercados de deuda, el anuncio de que los países que comparten el euro están dispuestos a movilizarse para ayudar a Grecia ha disparado sus bonos, que han recortado el diferencial con el alemán, de referencia, en más de medio punto porcentual. Gracias al avance de los últimos días, la deuda pública de Grecia ha logrado reducir esta distancia desde los máximos que marcó a finales de enero en plena tormenta sobre los 396 puntos básicos hasta los 269. Al mismo tiempo, los seguros contra el impago de la deuda (CDS, credit default swaps) se han desplomado.

En paralelo, la deuda española también ha recuperado los niveles previos al estallido de la crisis del euro hace dos semanas tras recortar en la sesión de hoy el diferencial con el bund alemán en 10 puntos básicos, con lo que se ha situado en los 80 puntos básicos.

Elena Salgado conversa con ministros de Finanzas europeos el pasado 18 de enero en Bruselas.
Elena Salgado conversa con ministros de Finanzas europeos el pasado 18 de enero en Bruselas.EFE
El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, junto al primer ministro griego, George Papandreu, bajo la lluvia en París.
El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, junto al primer ministro griego, George Papandreu, bajo la lluvia en París.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción