La primera crisis del euro

Una huelga de funcionarios pone a prueba el compromiso de Grecia con el plan de austeridad

El Gobierno no ha logrado convencer a los sindicatos de la necesidad de congelar los sueldos. - Primeros enfrentamientos en Atenas

Grecia afrontó este miércoles una prueba importante sobre el grado de compromiso del Gobierno con el plan de austeridad. Pero el desafío no tiene lugar en los mercados internacionales ni en Bruselas, sino en casa, donde los funcionarios han convocado una huelga de 24 horas en contra de la congelación de sueldos que ha anunciado el Ejecutivo de George Papandreu. Según los sindicatos, el paro está teniendo un seguimiento masivo y la están secundando un 80% de los trabajadores públicos.

La protesta, que ya ha causado algún incidente en Atenas, está causando la suspensión de vuelos, el cierre de oficinas gubernamentales y escuelas y dejará a hospitales públicos sólo con personal de emergencia, al mismo tiempo que los líderes de la UE están decidiendo sobre el posible plan de rescate de Grecia. Desde este prisma, los expertos en política de la UE, los inversores y las agencias calificadoras de riesgo han instado al Gobierno socialdemócrata del país, que es proclive a las protestas violentas, a mantenerse firme y no ceder a las reivindicaciones de los sindicatos.

Más información
La UE prepara el rescate de Grecia
Francia y Alemania se unen para conseguir el apoyo de la UE a Grecia
Una huelga general de los sectores público y privado paraliza Grecia

En concreto, los sindicatos de los funcionarios se oponen a los planes para congelar los salarios del sector público, tampoco aceptan la propuesta de reducir los bonos o pluses que muchos de ellos reciben además de su sueldo base y el anuncio de que el Estado solo reemplazará a uno de cada cinco trabajadores que dejen el servicio civil.

Además, denuncian que las reformas de impuestos y de la edad de jubilación del Gobierno, que también forman parte del plan que ha comprometido ante la UE para fortalecer las finanzas griegas, perjudicarán a los pobres. El Ejecutivo calcula que estas medidas le permitirán ahorrar unos 800 millones de euros este año dentro de un conjunto de actuaciones para reducir la abultada deuda del país, que alcanza ya el 113,7 por ciento del Producto Interior Bruto.

"Ellos habían prometido que pagarían los ricos, pero a cambio le están quitando el dinero a los pobres", ha declarado Ilias Iliopoulos, secretario general del sindicato del sector público ADEDY. "Esta es la política contra la que estamos luchando, no el esfuerzo por salir de la crisis", ha añadido.

Desde la media noche, ningún avión ha despegado ni aterrizado en Grecia. El servicio de trenes no se ha interrumpido, pero sí han sido cancelados varios trayectos, lo que está causando retrasos en algunas líneas. También están cerradas la Acrópolis de Atenas y los museos y centros arqueológicos griegos, uno de los grandes atractivos turísticos.

Panorámica de una manifestación que ha reunido a unas 6.000 personas, según los sindicatos, contra los recortes del Gobierno griego.
Panorámica de una manifestación que ha reunido a unas 6.000 personas, según los sindicatos, contra los recortes del Gobierno griego.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS