Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La corrupción revienta el mapa político balear

El PSOE rompe todos los pactos con Unió Mallorquina

"Me comprometí por la transparencia y la ética en la acción y no puedo tolerar las situaciones del pasado". Francesc Antich, presidente de Baleares y líder del PSOE en las islas, se mostró harto de los escándalos de corrupción que afectan a Unió Mallorquina (UM), su socio de Gobierno hasta ayer. Con cuatro cargos gubernamentales en los calabozos y el penúltimo presidente de UM y un ex consejero de su Gobierno detenidos por la policía, Antich echó ayer del Ejecutivo a los tres consejeros del grupo bisagra mallorquín.

Los socialistas -con la ayuda, insuficiente, del Bloc rojiverde y nacionalista- intentarán gobernar en minoría en el Ejecutivo balear, el Ayuntamiento de Palma y el Consell de Mallorca. Son las tres presidencias estrella del socialismo balear desde 2007, en las que el PP está a un escaño de lograr la mayoría absoluta. UM, por su lado, se ha declarado con "las manos libres" para negociar con cualquier otra opción política.

La corrupción ha impuesto sus tiempos a la política. Anoche, seis políticos de UM permanecían detenidos en la comisaría de Palma, entre ellos Miquel Nadal, ex presidente de la formación, ex consejero de Turismo y concejal de Palma, que fue miembro del Gobierno de Antich. Nadal está imputado en tres causas judiciales distintas y un juez le ha retirado el pasaporte . Hace dos semanas lanzó un reto público: "No me rendiré". Se niega a dejar de ser edil del Ayuntamiento de Palma, donde quiso ser alcalde -en alianza con el PP- y cuyo voto decide la mayoría.

La presidenta del Parlamento e imagen de UM, Maria Antònia Munar, con dos imputaciones, seguirá. Su voto también decide en la Cámara autonómica. Está blindada en un cargo que sólo estaría obligada a dejar tras una condena firme de inhabilitación. Tampoco UM perderá el control directo de la radio y la televisión públicas de Baleares, IB3, cuya dirección está controlada por hasta media docena de periodistas que ejercieron de jefes de prensa del partido.

Antich, con la expulsión de más de 150 altos cargos y asesores de UM de las diferentes instituciones baleares, busca marcar una línea blanca y expresar "el compromiso firme con la gestión de honestidad (...) para recobrar la confianza de la ciudadanía con las instituciones", según dijo. Y, además, intentará reducir el tamaño de la administración, dejando sin cubrir muchos departamentos que ocupaba su aliado.

Con la declarada ruptura del pacto y la exclusión de UM, la izquierda queda en una muy débil minoría, con el PP a un voto de la mayoría absoluta. En adelante no podrá contar de manera fija con los tres diputados que UM aportó para la estabilidad del Gobierno. La presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, y la alcaldesa de Palma, Aina Calvo -las dos del PSOE y que también destituyeron a los consejeros y ediles de UM- emplazaron a sus ex aliados para que "votaran" los compromisos que acordaron en su día en las alianzas fundacionales. La estabilidad de Palma y de Mallorca también queda en el aire. Los mallorquinistas han sido un aliado inevitable en todas las instancias y, en especial, en el multipartito parlamentario a siete partes que por segunda vez (1999 y 2007) tejió Antich: PSOE-Bloc (PSM-IU-Verds-Esquerra), Eivissa pel Canvi y PSM-Verds de Menorca. La derecha recordó a los socialistas que no son el partido más votado y que deben presentar una cuestión de confianza y dimitir si no logran respaldos.

"La situación es gravísima", observó el presidente del PP, José Ramón Bauzá, que reclamó ayer entrevistarse con Francesc Antich para saber "qué quiere hacer" y forzarle a poner en evidencia su precariedad parlamentaria.

El presidente balear habló ayer directamente del "mal uso de dinero público para fines privados", en alusión a la decena de escándalos de la época del PP de Jaume Matas pendientes de ser juzgados, e hizo un paralelismo con el caso que se ha destapado en el seno de su propio Gobierno.

Ya no le vale el discurso de: "la corrupción es cosa del pasado". Para desgracia de Antich, ha aflorado un nuevo asunto de UM por supuestas ilegalidades cometidas bajo su mandato (2007-2009), en una empresa pública, Inestur, de la Consejería de Turismo gestionada en exclusiva por los mallorquinistas.

Los socialistas decidieron apartar del poder a la minoría bisagra con la intención de intentar "mantener los compromisos y acuerdos programáticos" de los que nació el Gobierno. Al poco tiempo de la comparecencia de Francesc Antich, el líder de UM, Josep Melià, proclamó que seguiría una estrategia de total autonomía.

Melià tiene a tres compañeros y amigos en UM arrestados, y los tres consejeros destituidos (de Turismo, Miquel Ferrer; de Medio Ambiente, Miquel Àngel Grimalt y de Deportes, Mateu Cañellas) son de su cuerda ideológica y de su confianza. El líder de UM insistió en que "el pacto está roto", culpó al PSOE y al presidente de ello y se mostró abierto a estudiar los nuevos escenarios de acuerdo con los intereses de su formación y "el programa del partido".

El PSOE confió en las últimas semanas en que Melià renovaría UM, que impondría su autoridad. Es el cuarto presidente que ese partido tiene en dos años. UM ha cambiado la cúpula acosado por media docena de causas judiciales y tiene unos veinte cargos imputados, entre ellos, anteriores presidentes de UM (Miquel Nadal, Maria Antònia Munar y Miquel Àngel Flaquer) que están implicados en diversas causas judiciales. Dos ex secretarios generales, Tomeu Vicens y Damià Nicolau, han sido condenados a sendas penas de cuatro años y medio y dos años y medio.

La corrupción en los Gobiernos baleares

CONDENADOS E IMPUTADOS DEL PP

- Jaume Massot, ex director general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Matas (2003-2006). Dos condenas por corrupción urbanística (ocho años y medio) por el caso Andratx. Encarcelado.

- José Juan Cardona, diputado balear, ex consejero de Industria, ex presidente del PP de Ibiza, imputado por malversación y delito electoral en el caso Scala.

- Antonio Serra, diputado balear, ex director general del Gobierno de Matas y del Consell de Mallorca. Imputado en el caso Palma Arena por prevaricación y malversación.

- Jaume Font, diputado balear y portavoz del Consell de Mallorca, ex consejero de Medio Ambiente, imputado por tráfico de influencias.

- Jaume Matas, ex presidente de Baleares (PP) en 1996-1999 y 2003-2007; ex ministro de Medio Ambiente (2000-2003). Imputado por el Palma Arena.

- Juan Martorell, jefe de Prensa del PP balear, ex director general de Comunicación del Gobierno de Matas. Imputado por el caso Palma Arena.

- Dulce Linares. Ex directora general de Gabinete de Matas. Imputada por el Palma Arena.

- Jane King, ex secretaria general técnica de Presidencia. Imputada por el Palma Arena.

- Pepote Ballester, ex director general de Deportes. Imputado por el caso Palma Arena.

- Raimundo Alabern, ex director gerente del Instituto de Turismo. Imputado por el Palma Arena.

- Bartolomé Reus, antiguo consejero del Gobierno balear. Imputado por el Palma Arena.

- Antònia Ordinas, ex gerente del Consorcio, encarcelada durante dos meses por el caso Scala. Expulsada del PP.

- Kurt J. Viaene, ex director general de Promoción Industrial, imputado y encarcelado por el caso Scala. Expulsado del PP.

- José Manuel Alcaraz, elegido presidente del PP de Formentera tras ser imputado por el caso Scala. Ex jefe de Gabinete del consejero Cardona.

- Jaume Gil Cuenca, ex director general del Gobierno. Imputado por el caso Scala.

- Francisco Gálvez, ex director general de la Juventud. Imputado por malversación en el caso turismo joven.

- Juanfran Gosálvez, ex administrador de Turismo Joven.

- Gabriel Cañellas, ex presidente balear (1983-1995). Imputado en el caso Sant Elm.

CONDENADOS E IMPUTADOS DE UM CON EL PP

- Miquel Nadal, concejal de Palma, ex consejero de Turismo, ex líder de UM. Detenido por el caso Voltor de supuesto desvío de fondos. Imputado por los casos Can Domenge y Maquillaje.

- Miquel Àngel Grimalt, ex consejero de Medio Ambiente. Imputado por el caso Maquillaje.

- Miquel Àngel Flaquer, ex consejero insular y ex presidente de UM. Imputado por los casos Maquillaje y Can Domenge.

DETENIDOS, INVESTIGADOS O IMPUTADOS DE UM CON EL PSOE (Caso Voltor)

- Miquel Nadal, ex líder de UM, ex consejero de Turismo y concejal de Palma.

- Antoni Oliver, ex director de Calidad Ambiental y ex gerente del Instituto de Turismo.

- Joan Sastre, ex director general de Turismo y concejal de Porreres.

- Antoni Rebassa, ex gerente de área de Inestur y concejal de Alaró.

- Álvaro Llompart, contable de UM y ex administrador del Inestur.

- María Antonia Munar, presidenta del Parlamento balear, ex líder de UM, imputada en el caso Maquillaje y el caso Can Domenge.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 2010

Más información