Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Munar deja la política tras ser acusada de corrupción por Nadal

El ex presidetne de UM desentraña ante el juez la financiación ilegal del partido mallorquín y asegura que la política le entregó 300.000 euros para controlar una televisión pública

La presidenta del Parlamento balear, María Antònia Munar, ha presentado la dimisión a su partido, Unió Mallorquina (UM), al tiempo que ha renunciado a su acta de diputada y ha anunciado que abandona la política, después de que el ex presidente del mismo partido Miquel Nadal, imputado por corrupción en el llamado caso Maquillaje, reconociera ante el juez que Munar le entregó dinero -300.000 euros- para adquirir una empresa que luego fue adjudicataria de la televisión pública balear. Fuentes del partido han explicado que la renuncia se produce como consecuencia de estas acusaciones, que han caído "como una bomba" en UM.

Sin embargo, en la nota de prensa difundida por UM, del que es presidenta de honor, Munar niega "de manera rotunda la veracidad de las manifestaciones hechas" por Nadal. También afirma que, "como se demostrará", a lo largo de su carrera política "siempre" ha actuado "de acuerdo con la más absoluta legalidad y de acuerdo con la ética política". En el tercer y último punto de la nota, anuncia, "por responsabilidad política", su "renuncia al acta de diputada con efectos inmediatos" y su "retirada de la vida política". Tras la salida de Munar, portavoz del presidente balear, el socialista Francesc Antich, ha negado que se vayan a adelantar las elecciones y ha insistido en que seguirán gobernando en minoría. Acuciado por los múltiples escándalos de corrupción que afectan al partido regionalista, Antich rompió la coalición con UM y optó por seguir solo el pasado día 5.

Horas antes, Nadal, también ex consejero de Turismo del Gobierno balear y ex concejal de Palma, había declarado como imputado y de forma voluntaria ante el juez que lleva el escándalo, José Ignacio López Sola, ante el que ha desentrañado la financiación ilegal del partido regionalista que ha ejercido de bisagra entre PP y PSOE en los últimos años. Según la declaración de Nadal, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, UM de Palma creó en 2006, antes de las elecciones municipales y autonómicas, la organización Sa Xarxa (La Red, en catalán), que dirigía el ex consejero de Deportes del Gobierno balear Mateo Cañellas y que llegó a tener 14 personas contratadas.

Imputado en cuatro causas

Fue entonces cuando Munar, auténtica líder de UM, le entregó 300.000 euros en efectivo para que efectuara la compra de la participación de control de Video U, empresa que fue adjudicataria de la explotación de la televisión pública de Mallorca. Nadal ha asegurado que no conoce la procedencia de dicho dinero pero ha confirmado que la entrega se hizo en el coche oficial de la propia Munar, que era por entonces presidenta del Consell de Mallorca, en la carretera que une Palma con Inca. Él mismo era vicepresidente de dicha institución.

Así, el seguimiento de la campaña electoral de 2007 se realizó a través de Video U, que se controlaba con testaferros de Munar. Al mismo tiempo, la empresa recibía subvenciones oficiales. Nadal, que ha asumido todas las responsabilidades de lo que ha relatado, está imputado en hasta cuatro causas penales distintas. Antes que Nadal, declararon los administradores y accionistas de Video U, quienes han reconocido que los movimientos de UM iban dirigidos a comprar el favor de los periodistas de la televisión pública durante la campaña electoral de 2007.

El caso Maquillaje investiga la supuesta corrupción en el manejo de fondos públicos en subvenciones y contratos para la producción de programas de la radio y la televisión del Consell de Mallorca entre 2003 y 2007. En la trama aparecen implicados la propia Munar, su marido, Coloma Munar, prima de éste, y los empresarios Juan Gea, Miquel Oliver y Ramón Rullan.