Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Rankin, el 'negro' más realista

El creador del inspector Rebus inicia una nueva serie con un policía de asuntos internos que espía a sus colegas

"Soy un admirador de Manuel Vázquez Montalbán. Es un gran honor, porque lleva el nombre de Carvalho". El escocés Ian Rankin (Cardenden, 1960) recibió ayer con elogios en Barcelona el V Premio Pepe Carvalho, que concede BCNegra. "Edimburgo [donde vive y ambienta sus novelas] y Barcelona son muy similares. Las dos son orgullosas, Carvalho y Rebus son dos guías perfectos para conocerlas".

En La música del adiós (RBA, 2007), Rankin jubiló al inspector Rebus, del que hemos leído en España nueve novelas. Solitario, tenaz, siempre a la greña con sus jefes y con las alturas, gran bebedor de whisky, Rebus se jubila porque le toca. "Lo he hecho porque a esa edad se jubilan los policías en mi país y yo soy un escritor realista".

"Sólo tengo una idea al año", dice el ganador del Premio Pepe Carvalho

Rankin asegura que nunca hace planes con sus libros, pero dejó claro que Rebus no desaparecerá del todo. The complaints es el primer título de su nueva serie, protagoniza por Malcolm Fox, responsable del odiado departamento de Asuntos Internos que investiga a los policías. "Hay varias maneras de hacerlo volver y probablemente será en la tercera novela, en Asuntos Internos como colaborador jubilado o porque Fox investiga alguna actuación suya del pasado".

Fox es más políticamente correcto que Rebus. "Trabaja en equipo, no tiene problemas de disciplina y es más tranquilo. Aunque poco a poco irá cambiando y será más agresivo. Tendrá otra visión de Edimburgo, una ciudad más bonita, más cultural. Para Rebus, Edimburgo es sólo el escenario del crimen".

"Escribir sobre Rebus me ha permitido ver cómo ha evolucionado Edimburgo en 20 años. Ha cambiado porque ha cambiado Escocia. Ahora tenemos Parlamento y la independencia está más cerca que nunca".

¿Lo dice en serio? "No estoy seguro. Los nacionalistas tienen mucho poder y a la gente les gusta cómo llevan el país, pero las estadísticas demuestran que no hay ahora más deseo de independencia que hace cinco años".

Entre la despedida de Rebus y la nueva serie, Rankin ha publicado Puertas abiertas, que se editó en España hace un par de meses. Es radicalmente distinta a sus libros anteriores. Llena de humor y sarcasmo. La pensó como guión para una película y lo rechazaron. "Mi editor me dijo que era una novela negra muy rara porque no muere nadie. Al fin se publicó por capítulos en New York Times y luego a mi editor le gustó. Es el libro que más he vendido".

Es muy divertida: un multimillonario aburrido, un banquero asqueado y un profesor de arte deciden robar cuadros de la National Gallery de Edimburgo. Todo se complica.

Rankin dice muy serio: "Sólo tengo una idea al año". No debe ser verdad porque no para de proyectar cosas. Por ejemplo, una continuación de Puertas abiertas. El robo será en las tres grandes bibliotecas de Edimburgo en una sola noche.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de febrero de 2010