Cuba justifica la expulsión de Yáñez porque su visita "no era inocente"

Moratinos minimiza el incidente y entiende que "haya altibajos" en las relaciones

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, aseguró ayer que las autoridades cubanas "se han equivocado" al expulsar de la isla al eurodiputado socialista Luis Yáñez, pero agregó que este "error" no afectará a la voluntad española de aprovechar su presidencia europea, durante el primer semestre de este año, para impulsar la derogación de la posición común de la UE hacia Cuba, de 1996, y avanzar en la negociación de un acuerdo bilateral.

Moratinos admitió, en un encuentro con corresponsales extranjeros, que Yáñez "no es una persona muy apreciada por el régimen cubano" porque ha tenido "posiciones críticas". "Pero de ahí a expulsarlo...", agregó, citado por Europa Press.

Más información
"yo no tenía una agenda oculta"
Zapatero asegura que Cuba no será una prioridad durante la presidencia española de la UE

El jefe de la diplomacia española quiso destacar que la UE y Cuba han "abierto un capítulo de diálogo e involucración" y consideró que es "normal" que este proceso "tenga altibajos" en un "momento de transición". En su opinión, "el aislamiento, la confrontación, el bloqueo no han dado frutos en 50 años", por lo que "lo importante" es ayudar "a que el proceso de reforma de Cuba avance".

Las declaraciones de Moratinos se produjeron después de que ayer por la mañana el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de la Iglesia, recibiera al embajador de Cuba en Madrid, Alejandro González. Según la nota que difundió el Ministerio de Asuntos Exteriores, De la Iglesia trasladó al representante diplomático cubano "la condena del Gobierno español de la inadmisión en territorio cubano del eurodiputado" y le transmitió "la esperanza de que no se vuelva a producir este tipo de incidentes, que no ayudan al desarrollo de las relaciones entre los dos países".

Por su parte, el diplomático cubano señaló, según la nota oficial, que "este hecho [la expulsión de Yáñez] se ha producido a consecuencia de la aplicación de leyes internas cubanas".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Fuentes conocedoras de la reunión indicaron que el embajador dijo a su interlocutor español que la visita de Yáñez a la isla "no era inocente" y que las autoridades cubanas sabían "lo que [éste] iba a hacer y con quién se iba a ver" en la isla.

Además, González argumentó que Cuba ya le negó el visado en 2008, cuando planeaba participar en una reunión del partido Arco Progresista, que lidera el disidente socialdemócrata Manuel Cuesta Morúa. El embajador reconoció que conocía la personalidad del expulsado -antecesor del propio De la Iglesia como secretario de Estado para Iberoamérica- y añadió que su país estaba "dispuesto a asumir las consecuencias". La reunión, de casi una hora, se celebró en la sede del Ministerio de Exteriores, donde el embajador cubano fue convocado para pedirle explicaciones.

Yáñez sostiene que no tenía ningún encuentro concertado con disidentes cubanos, aunque no descartaba verse con alguno. Cuesta Morúa dijo ayer a EL PAÍS que no tenía cita con Yáñez ni se había comunicado en los últimos tiempos con él, aunque admitió que conocía su visita, informa Mauricio Vicent.

El eurodiputado Luis Yáñez, ayer en Sevilla.
El eurodiputado Luis Yáñez, ayer en Sevilla.PÉREZ CABO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS