Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Estreno de la Presidencia española de la UE

Zapatero asegura que Cuba no será una prioridad durante la presidencia española de la UE

El presidente del Gobierno defiende que los Veintisiete se componten de "manera exigente" con la isla.- Defiende sancionar a los Estados miembros que no cumplan los nuevos objetivos económicos.- Zapatero, van Rompuy y Barroso inauguran hoy la presidencia

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, inaugurará hoy oficialmente el semestre de Presidencia española de la Unión Europea junto a los Reyes, el presidente permanente del organismo, Herman van Rompuy, y el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso. Por dicho motivo, ha mantenido un encuentro con varios medios de comunicación europeos a los que ha asegurado que la política de la Unión Europea hacia Cuba "no será una prioridad" dentro del semestre de presidencia española y que, además, los Veintisiete deben "comportarse de manera exigente con el Gobierno de Cuba". Por otro lado, ha defendido sancionar a los países que no cumplan los nuevos objetivos económicos.

"La política de la UE hacia Cuba carece de prioridad durante nuestra presidencia", afirma Zapatero como presidente de turno de la UE en unas declaraciones que publica hoy Welt Online, la edición digital del rotativo alemán Die Welt.

"Europa debe mostrarse exigente ante el Gobierno de Cuba", señala Zapatero en la breve entrevista con Welt Online, que recuerda igualmente la reciente expulsión de la isla del europarlamentario socialista español Luis Yañez.

El presidente del Gobierno español asegura que "el tema Cuba no conducirá a controversia alguna durante los próximos seis meses en el seno de la UE".

Welt Online recuerda en ese sentido que hasta ahora el gobierno de Zapatero se había mostrado partidario de que la UE abandonase su línea dura frente a las autoridades de La Habana para apoyar el prometido curso reformista de Raúl Castro.

La nueva Alta Representante de la Política Exterior de la UE, la británica Catherine Ashton, afirmó hace poco más de un mes que los Veintisiete deberían revisar su política hacia la isla.

Esta postura se había visto contestada sobre todo por los países del Este europeo miembros de la Unión Europea, contrarios a extender la mano a Cuba por la permanente persecución de opositores al régimen castrista.

Estrategia 2020

Por otro lado, Zapatero quiere que la nueva estrategia económica de la UE para los próximos 10 años que se diseñará durante la presidencia española incluya sanciones para los Estados miembros que no cumplan los objetivos que se fijen. Zapatero defenderá que estos objetivos sean vinculantes y no sólo indicativos.

El nuevo plan económico, denominado provisionalmente estrategia 2020, se aprobará en una cumbre los días 25 y 26 de marzo y sustituirá a la fracasada estrategia de Lisboa, que se aprobó hace 10 años con la pretensión de convertir a Europa en la economía del conocimiento más competitiva del mundo en 2010.

Pero los objetivos que se fijaron -como aumentar la tasa de empleo hasta el 70% de la población o situar la inversión en I+D en el 3% del PIB- han sido sistemáticamente incumplidos por los Estados miembros y la crisis económica ha empeorado la situación.

"¿Qué ha fallado? El cumplimiento. Porque el cumplimiento era puramente retórico", ha explicado Zapatero en un encuentro con la prensa europea celebrado este jueves con motivo del inicio de la presidencia española, según recoge el rotativo británico Financial Times.

"El Tratado de Lisboa prevé más coordinación, y para que ésta sea eficaz debemos dotar a la Comisión Europea de nuevos poderes", ha señalado el presidente del Gobierno. "Si Europa quiere mantener su fortaleza económica y quiere competir y ganar prosperidad, debe unirse. Cualquier otra cosa es una pérdida de tiempo", ha resaltado.

Para lograr este objetivo, Zapatero ha defendido que la nueva estrategia económica "incluya medidas que actúen como incentivo y, si resulta aconsejable, medidas correctivas por lo que se refiere a los objetivos fijados en nuestras políticas económicas". El nuevo plan comenzará a discutirse en una cumbre extraordinaria convocada por el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, para el 11 de febrero en Bruselas.

El presidente del Gobierno ha asegurado además a la prensa europea que está a favor de convocar más cumbres de los jefes de Estado y de Gobierno de los países de la Eurozona. Hasta ahora sólo ha habido una cumbre similar, la que convocó el presidente francés Nicolas Sarkozy en octubre de 2008 y que, según Zapatero, permitió salvar el sistema financiero europeo.