Moratinos promete en Cuba intentar cambiar la política de la UE con la isla

El ministro invita en persona a Raúl Castro a una cumbre en Madrid en 2010

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, prometió ayer a las autoridades cubanas que promoverá un cambio de la política de la UE hacia la isla durante la presidencia española, en el primer semestre de 2010. "España desearía elevar la relación entre Cuba y la Unión Europea, bajo responsabilidad española", dijo Moratinos a su homólogo Bruno Rodríguez. Además, Moratinos se reunió en la madrugada de hoy (hora peninsular española) durante dos horas y 45 minutos con el presidente cubano, Raúl Castro, como culminación de su visita de 48 horas a La Habana. Moratinos invitó a Raúl Castro a la cumbre UE-América Latina y Caribe, prevista para mayo de 2010 en Madrid.

Preguntado sobre si volverán a la isla los cuatro agentes del Centro Nacional de Inteligencia ("relevados" en junio por una trama que acabó con la carrera política del vicepresidente cubano Carlos Lage), Moratinos afirmó que tras la reunión se había producido "una normalización de relaciones en todos los elementos", con lo que se entiende que volverán.

Más información
WSJ acusa a Moratinos de ser "el hombre de Castro en Europa"
Zapatero asegura que Cuba no será una prioridad durante la presidencia española de la UE

La política de la UE hacia Cuba se rige por la llamada Posición Común, aprobada en 1996 a iniciativa de Aznar, que vincula relación con La Habana al respeto a los derechos humanos. Aunque España logró que se eliminaran en 2008 las sanciones impuestas en 2003, tras el encarcelamiento de 75 disidentes, Cuba exige que se derogue. El propósito español es promover un acuerdo de cooperación entre la UE y Cuba o, en su defecto, incluirla en el acuerdo suscrito con los países del Caribe. El problema es que la Posición Común sólo puede cambiarse por unanimidad y hay países -República Checa, Suecia, Reino Unido o Alemania- que rechazan suprimirla mientras no haya avances. También la mayoría de la disidencia cubana y el PP se oponen a este cambio por considerar que La Habana no ha hecho nada para merecerlo.

El Ministerio de Asuntos Exteriores cubano difundió anoche un comunicado en el que, tras felicitarse de la mejora de las relaciones con España, reiteró que sólo es posible avanzar en la negociación con la UE "con la eliminación de la injerencista y unilateral Posición Común".

Moratinos intercedió antes sus interlocutores por el empresario español Pedro Hermosilla, que lleva un mes detenido en la isla. Moratinos se reunió el domingo en La Habana con la esposa del empresario, que acompañó en julio al ministro en su viaje a Guinea Ecuatorial. Hermosilla, que suministra material hospitalario, está acusado de cohecho.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Según fuentes diplomáticas, el ministro planteó a sus anfitriones la situación de la decena de presos de conciencia, del total de 208 internos en cárceles cubanas, que tienen problemas de salud y les instó a tomar medidas humanitarias que refuercen la posición de España en la UE. El mecanismo bilateral de derechos humanos se reunirá en Madrid en el primer trimestre de 2010. El régimen castrista se niega incluso a admitir la existencia de presos políticos.

Inicialmente, Moratinos sondeó a sus interlocutores sobre la posibilidad de que un alto cargo de su departamento se reuniera en La Habana con disidentes tras la visita oficial, como ocurrió en 2007 en su primer viaje. Anoche, sin embargo, descartó que fuera a producirse ese encuentro.

Miguel Ángel Moratinos, con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, en La Habana.
Miguel Ángel Moratinos, con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, en La Habana.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS