Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía británica registra casas para seguir la pista del detenido

Los aeropuertos europeos activan los protocolos de máxima seguridad

La policía británica rastreó ayer varios edificios en Londres en relación con el intento de atentado en un avión que se disponía a aterrizar en Detroit. Scotland Yard investiga en particular un piso en unos lujosos apartamentos en Mansfield Street, una céntrica calle de Londres a caballo entre los barrios de Mayfair y Marylebond, en el que se cree que vivió durante un tiempo el sospechoso Umar Farouk Abdulmutallab.

El University College de Londres emitió una nota en la que explicó que entre septiembre de 2005 y junio de 2008 estudió ingeniería mecánica un alumno de 23 años llamado Umar Farouk Abdul Mutallab. "Esta universidad no tiene evidencias de que sea la misma persona". Según la BBC, las autoridades británicas fueron informadas de la posible conexión británica del joven de 23 años detenido en Estados Unidos y tanto Scotland Yard como el MI5 (servicio de espionaje) están investigando si el detenido y el estudiante del University College son la misma persona.

La prensa nigeriana destaca que el sospechoso es hijo de un banquero

Vecinos del bloque de casas de Mansfield Street expresaron ayer su sorpresa de que un estudiante pudiera costearse el alojamiento en esos pisos, que en el mercado se han cotizado a entre 1,66 y 2,77 millones de euros.

Abdul Farouk Abdulmutallab es hijo de Alhaji Umar Mutallab, un destacado banquero nigeriano procedente del Estado de Katsina, y que recientemente se retiró como presidente del First Bank, una de las principales entidades financieras del país.

El diario nigeriano This Day asegura, citando a miembros de la familia, que el padre del joven había manifestado su descontento por el "radicalismo religioso" de su hijo e informado hace unos meses a la Embajada estadounidense en Nigeria y a las autoridades de Abuja. El padre estaba alarmado por un mensaje de texto que recibió en el que el joven informaba a su familia de que abandonaba el centro universitario en el que estaba estudiando en Dubai para irse a vivir a Yemen e iniciar una nueva vida, siguiendo la llamada del islam.

BAA, la compañía propiedad de la española Ferrovial que gestiona Heathrow, Gatwick y otros cinco aeropuertos británicos, informó de que se han aumentado las medidas de seguridad en torno a los vuelos con destino a Estados Unidos. British Airways informó a través de su página web de que los viajeros con destino a ese país sólo podrán subir a bordo una maleta de mano.

En Holanda, el centro que coordina la lucha antiterrorista y la policía militar, abrieron ayer una investigación sobre los posibles fallos de seguridad ocurridos el sábado en el registro de los pasajeros del vuelo con destino a Detroit, informa Isabel Ferrer desde La Haya. "El visado [del sospechoso] estaba en orden, pero pudo haber llevado sustancias que no se detectan en los controles habituales de metales", indicaron fuentes antiterroristas.

Por otra parte, el Ministerio de Fomento español anunció ayer que se han puesto en marcha "medidas excepcionales de seguridad" para los vuelos con destino EE UU. En una rueda de prensa, el ministro de Fomento, José Blanco, subrayó que la normativa europea en materia de seguridad es "la misma para todos" y que España actúa como el resto de sus socios.

En el aeropuerto de Madrid-Barajas se activó ayer un control más exhaustivo para los viajeros con destino a aeropuertos de Estados Unidos. Por la tarde estaban programados al menos una docena de vuelos de compañías como Delta Airlines, Iberia o Air Europa, entre otras, informa Pilar Álvarez.

Por otro lado, un vuelo de la compañía alemana Lufthansa en ruta desde Francfort a Detroit con 200 pasajeros a bordo tuvo que efectuar ayer un aterrizaje de emergencia en Islandia a causa de una alarma de seguridad, informa Reuters. La decisión fue adoptada después de que se comprobara que el aparato, un Airbus 380-330, transportaba el equipaje de un viajero que no se encontraba a bordo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de diciembre de 2009