Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nigeria ¿un nuevo vivero para Bin Laden?

Sectas 'yihadistas' siembran el terror en el país con más petróleo de África

Pocos países africanos puede haber más suculentos para Al Qaeda que Nigeria. Es el más poblado y el mayor productor de petróleo del continente. Casi la mitad de sus 155 millones de habitantes son musulmanes; la otra mitad en su mayoría, cristianos y animistas. Varias sectas radicales promueven la implantación de la ley islámica o sharia. Y más de la mitad de la población permanece en la pobreza.

Pero, a diferencia de Somalia, en Nigeria el Estado ejerce sus funciones. La ministra de Información, Dora Akunyili, y los responsables nigerianos de Aviación Civil, así como los del aeropuerto de Lagos, se apresuraron en asegurar que cooperarían estrechamente con las agencias estadounidenses en la investigación del caso.

Abdul Farouk Abdulmutallab, de 23 años, llegó a Amsterdam procedente del aeropuerto de Lagos y desde allí partió hacia Detroit, sin que fuese detenido en ningún control de seguridad. La Agencia de Seguridad en el Transporte (TSA) de Estados Unidos ratificó el mes pasado que el aeropuerto de Lagos cumplía todos los estándares internacionales de seguridad. ¿Cómo pudo Abdulmutallab sortear todos los controles? Los investigadores tratan de averiguar ahora quién está detrás de este hombre, quién le facilitó el material y lo instruyó en el manejo de la supuesta bomba.

El pasado verano, los islamistas de la secta Boko Haram, que se hacían llamar a sí mismos talibanes o estudiantes del Corán, provocaron una revuelta en la que murieron 700 personas. El líder de la secta, Mohamed Yusuf, murió mientras se encontraba detenido por la policía.

Tras aquellos disturbios, Adam Higazi, un investigador de la Universidad de Oxford, declaró a la cadena británica BBC que aunque la retórica de Osama bin Laden pueda encontrar resonancias entre los jóvenes radicales islamistas de Nigeria, eso no entrañaba que hubiese una relación financiera.

Aunque la secta de Boko Haram emprendió en julio varios ataques sincronizados contra puestos de policía, los expertos en seguridad indicaron entonces que los métodos de Al Qaeda solían ser más avanzados que los de los talibanes nigerianos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de diciembre de 2009