Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una pareja se cuela en una fiesta oficial de Obama

Los Salahi burlaron el control de la Casa Blanca y colgaron las fotos en Internet

El servicio secreto de Estados Unidos está investigando cómo un matrimonio de la alta sociedad washingtoniana logró sortear todas las medidas de seguridad de la Casa Blanca el martes pasado y se coló en una fiesta organizada por el presidente Barack Obama en honor del primer ministro indio, Manmohan Singh, que se encontraba de visita oficial en el país.

Tareq Salahi y su mujer, Michaele, colgaron en su página personal en la aplicación social de Internet Facebook diversas fotos posando, sonrientes, con el vicepresidente, Joe Biden, el jefe de gabinete, Rahm Emanuel, la presentadora de la cadena televisiva CBS Katie Couric y otros invitados, como soldados, hombres de negocios y políticos.

El servicio secreto investiga los fallos del sistema de seguridad

Michaele acudió vestida con un traje típico de India, con colores rojos y dorados. A día de ayer, la foto del perfil personal de Tareq seguía siendo una instantánea en la que aparecen él y su mujer junto a un sonriente Joe Biden.

"Tuve el honor de ser invitada para acudir a la cena de Estado organizada por el presidente Obama y la primera dama en honor de India. En junio de 2010, la Copa de Polo América será entre India y EE UU. Por favor, uníos a mí en esta celebración cultural de la política, la diplomacia, la moda, el deporte, el entretenimiento y la diversión familiar", escribió Michaele en su perfil de Facebook.

Después de una rápida investigación, el servicio secreto confirmó el miércoles que, en realidad, la pareja no estuvo en la lista de invitados ni llegó a ocupar ninguna mesa bajo las carpas instaladas en los jardines de la residencia presidencial. Aún así, un marine anunció su nombre cuando llegaron a la Casa Blanca, antes del besamanos oficial. El portavoz de los servicios secretos, Ed Donovan, declaró que la pareja estuvo bajo control y que el presidente Obama nunca estuvo en peligro.

La pareja ha declinado ofrecer ninguna explicación en persona o a través de sus publicistas. Los Salahi no son ajenos a la publicidad y a las revistas del corazón. El marido es un veterano jugador de polo, fundador de la Copa de Polo América. Ella es una ex animadora y modelo. En 2007, el diario local The Washington Post los definía como "organizadores de bailes de caridad, actos políticos de recaudación de fondos, espectáculos de moda y eventos de polo".

Tareq es un habitual de las crónicas rosa de los diarios locales por un amargo enfrentamiento que mantiene con su madre por el control de los viñedos Oasis Winery, en Virginia, fundados en 1977. En verano de 2008, el hijo acusó a un abogado de su madre de haberle golpeado durante una discusión, en un episodio más de lo que el Post ha definido como un "Falcon Crest local".

Los Salahi se han estado postulando en los últimos meses para participar en el programa de telerrealidad Las amas de casa reales de Washington, una franquicia del canal televisivo Bravo que sigue las vidas diarias y los problemas de mujeres ricas, y que ya ha pasado por California, Nueva York, Georgia y Nueva Jersey. La cadena Bravo no ha revelado si los Salahi estarán en el reparto final, pero en los últimos meses se les ha visto acompañados de cámaras en diversos actos sociales.

Una inspección a su perfil conjunto en Facebook muestra a una pareja a la caza de la foto con el famoso. En esa página de Internet tienen instantáneas con gente como la presentadora de televisión Oprah Winfrey y el actor Forest Whitaker. Otra imagen les muestra en el recinto de cristal blindado en el que la familia Obama se refugió, en los escalones del Capitolio, el mismo día de la inauguración presidencial, en enero del año pasado. Seguramente, el servicio secreto también deberá investigar cómo llegaron a ese lugar tan exclusivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 2009