Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los agentes británicos hacen arrestos para reunir muestras de ADN

La policía británica practica detenciones de forma rutinaria con el objetivo de incluir el ADN de los arrestados en la base nacional de datos, ha alertado la comisión independiente que asesora al Gobierno sobre el registro genético.

El organismo subraya que tres cuartas partes de los jóvenes negros de entre 18 y 35 años figuran en ese registro, un hecho "desproporcionado" que a su entender puede estigmatizar a un sector específico de la sociedad.

Las conclusiones del informe difundido ayer cuestionan la eficacia del registro de ADN -el mayor del mundo- a la hora de ayudar a las fuerzas de seguridad a investigar y resolver crímenes.

El presidente de la comisión, Jonathan Montgomery, considera contradictorio que la tasa de criminalidad haya descendido desde 2004 a la par que se incrementaba la cifra de detenciones en Inglaterra y Gales. "La extracción de pruebas de ADN se ha convertido en una rutina hasta tal punto que un gran número de personas sólo figuran en el registro nacional por haber sido arrestadas y no en calidad de sospechosas de ningún crimen", subrayó.

A tenor de sus cálculos, alrededor de un millón de ciudadanos inocentes integra ya ese registro: "Ahora la norma es arrestar a los infractores por cualquier motivo si se tiene la capacidad para hacerlo", dijo.

La nueva Ley sobre Crimen y Seguridad que el Gobierno presentará esta legislatura propone reducir a seis años el periodo durante el cual las autoridades pueden conservar los datos de personas no imputadas, pero no contempla constreñir los poderes de la policía a la hora de tomar muestras de ADN de cualquier arrestado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de noviembre de 2009