La crisis desborda las peticiones de ayuda a Cáritas

Los desastres sociales de la crisis económica no paran de crecer. Se refleja esta vez en los datos de peticiones de ayuda para alimentos, vivienda, ropa, medicinas, pañales o leche infantil, ofrecidos ayer por Cáritas Española. Sólo en alimentación, la organización católica gastó en los seis primeros meses de este año un 58% más que en 2008. El brutal porcentaje debe acumularse a los incrementos del ejercicio pasado, de hasta el 89,6% en alimentos y artículos básicos. En resumen, las demandas de ayuda a Cáritas Española han aumentado más de un 80% desde el inicio de la crisis, según el Informe del Observatorio Cáritas ante la crisis, presentado ayer por los dirigentes de la organización, Rafael del Río (presidente), José Luis Pérez Larios (director) y Ana Abril (coordinadora del área de análisis social y desarrollo).

Alimentación y vivienda son los capítulos que exigen más atención, con una presión angustiosa de la demanda. Se trata de personas en busca de alimentos en especie, no sólo de dinero para comprarlos. Mientras, las peticiones se atienden en comedores, parroquias y economatos. Los casos que llegan a Cáritas por la vivienda tienen que ver con impagos de hipotecas, deudas de alquileres, incluidas fianzas y mensualidades atrasadas que provocan embargos y desahucios, o recibos de luz, agua o gas no satisfechos.

Muchas familias acuden a Cáritas cuando las empresas suministradoras, algunas de propiedad pública, ya les han cortado el suministro.

Apoyo psicológico

Las consecuencias de la crisis en la vivienda suelen ser el hacinamiento severo de las personas afectadas, con casos frecuentes de subarriendos de habitaciones a precios abusivos y el aumento de familias completas que viven en una sola habitación.

Otro rastro de la brutal recesión económica es el incremento de solicitudes de ayuda psicológica por depresiones, deterioro de las relaciones familiares, ansiedad, sensación de fracaso, pérdida de autoestima, tristeza, etcétera.

Cáritas tiene un presupuesto de 216,9 millones de euros (el 8% más que el año anterior), y ha atendido a un total de 1.300.000 personas en España y 9.102.406 en otros países. Su red nacional está constituida por 5.000 Cáritas parroquiales, atendidas por 56.000 voluntarios y 4.400 trabajadores contratados.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS