Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Premio Euskadi distingue a una novela sobre las víctimas de ETA

El jurado destaca la serena reflexión de 'El ángulo ciego', de Luisa Etxenike

La novela El ángulo ciego (Bruguera), de la escritora Luisa Etxenike, ha sido galardonada con el Premio Euskadi de literatura en castellano 2009, que concede el Departamento de Cultura. El jurado ha valorado en la obra tanto sus aspectos formales como el asunto que aborda: los momentos que siguen al entierro de un escolta, víctima de un atentado de ETA, rememorados por su hijo.

Etxenike, colaboradora de la edición de EL PAÍS en el País Vasco, estructuró la obra, su quinta novela, en dos partes. En la primera, el protagonista, todavía un adolescente, hace una versión ficcionada de su propia experiencia. En la otra, entra en la realidad: unos años más tarde, el hijo de un hombre asesinado cuando prestaba escolta a un político vasco habla de la verdad. El jurado, presidido por el escritor Juan Bas, ha destacado "la lograda conjunción de dos planos narrativos, el del deseo y el de la realidad, articulada a través de una prosa poética introspectiva y una difícil desnudez cargada de fuerza, ritmo y profundidad".

Los galardones distinguen por vez primera una obra de ilustración

El valor literario del acercamiento al punto de vista de las víctimas de ETA radica, añade el fallo, en su "serena reflexión y denuncia de la violencia irracional y sus consecuencias".

Los premios Euskadi de Literatura han distinguido por vez primera a una obra de ilustración. La galardonada ha sido Elena Odriozola (San Sebastián, 1967) por los dibujos realizados para el cuento Aplastamiento de gotas, uno de los relatos del libro Historias de cronopios y de famas, de Julio Cortázar, en la edición de Laberinto de las Artes. El jurado ha considerado que Odriozola ha recogido las palabras de Cortázar "como si fueran un eco", en un esfuerzo creativo por "tratar de no ser servil al poderoso y conocido relato". El texto, explicó la autora, le llevó a la ilustración, un trabajo en el que no reconocer fronteras claras entre las obras destinadas a los adultos y al público infantil.

En la modalidad de literatura infantil y juvenil, el premio ha correspondido a Anekdotak (Pamiela), de Rubén Ruiz (Vitoria, 1973). El libro está compuesto por una treintena de relatos cortos, "celditas que componen un panal", dijo su autor, unidos por el punto de vista de su protagonista, una niña de ocho años. Es un libro "intimista y minimalista", en opinión del jurado, que con los juegos de palabras y las salidas poéticas de la narradora hacen atractiva su lectura también para los adultos.

Los galardonados recibirán premios de 18.000 euros y 4.000 más si la obra galardonada se publica en otra lengua. Los premios Euskadi serán entregados en Vitoria el 24 de noviembre. En la modalidad en euskera, el galardón distinguió el libro de poemas Egunsentiaren esku izoztuak (Pamiela), de Xabier Lete, que también recibió el Premio de la Crítica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de noviembre de 2009