Botica Vieja, el adelantado

El Instituto Botica Vieja de Bilbao fue el primero del sistema público en introducir el trilingüismo en el Bachillerato. Eso ocurrió en el año 2000. Hoy se ha convertido en una referencia. Todos los cursos tiene que dejar fuera a alumnos que no logran superar la prueba de lengua inglesa para poder matricularse en él. Este curso, 30 se han quedado sin plaza sobre un total de 114 solicitudes. El inglés, que inicialmente suponía el 30% de las materias, ha ido ganando terreno progresivamente.

¿Por qué resultó posible su implantación? Iñaki Azurmendi, el director del centro, recuerda el origen de la experiencia piloto: "En su momento [el año 2000], el centro se había quedado sin alumnos y surgió la idea del trilingüismo. Se hizo de la necesidad virtud. Como muchos profesores se habían marchado por la falta de estudiantes, se pudo reclutar a profesorado con un amplio dominio del inglés para empezar".

Ésa es la cuestión, la necesidad de más docentes. "Ahora no hay profesorado suficiente para poner en marcha este tipo de proyectos. Depende del voluntarismo de los institutos y de la inquietud de los docentes".

Además de la gran ventaja de terminar el Bachillerato dominando el inglés, la alta motivación con que llega el alumnado ahuyenta la conflictividad de las aulas. "Los alumnos están muy motivados, las familias muy encima y el profesorado se implica a tope". El escenario ideal para dar clase.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 25 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50