Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Estilos de vida

Un homenaje a 'EL PAÍS SEMANAL'

Gentes del cine, el deporte, la música, la literatura, el humor, la comunicación… Un montón de talento para contar en unos 'spots' televisivos su afinidad con 'El País Semanal'. Veinticuatro personas que marcan estilo con esta revista.

Esto es un homenaje a El País Semanal. Un homenaje de 24 amigos. Maribel Verdú, una de las grandes actrices españolas, ganadora de un Goya y del Premio Nacional de Interpretación; Alejandro Sanz, con 20 años de carrera a sus espaldas y 21 millones de discos vendidos; Álvaro Pombo, una de las voces más personales de la literatura española; Montserrat Domínguez, la reina de las mañanas radiofónicas del fin de semana; Alberto Contador, que lleva camino de convertirse en uno de los mejores ciclistas de todos los tiempos. Así hasta 24 protagonistas del mundo de la cultura, el deporte, la cocina, la moda o la comunicación.

Todos ellos participan en los nuevos spots televisivos de El País Semanal. Comparten con nosotros una mirada solidaria y comprometida. El afán de conocimiento, el espíritu aventurero, la mentalidad creativa. Desde sus respectivos mundos se asoman a esta otra ventana al mundo que es El País Semanal. Y lo hacen por el valor de la amistad.

Comparten mucho con nosotros: la mirada solidaria y comprometida, el espíritu aventurero y la creatividad

¡Claqueta!, '¡travelling!', ¡acción!". Comienza el rodaje. El escritor y showman Boris Izaguirre y el cómico Joaquín Reyes escenifican una lucha de esgrima subidos a un andamio, mientras la actriz Yohana Cobo trata de separarlos teatralmente. "¡Más dramatismo, más dramatismo!", pide Álex de la Iglesia, presidente de la Academia de Cine, que desde abajo les encuadra con las manos. Se nota que hay buen rollo: las tomas malas terminan en risas; las buenas, en aplauso.

Antonio Carmona llega alegre y puntual al primer día de rodaje, mientras las canciones de Dylan acompañan los preparativos de los técnicos. Un rato después es el propio Carmona el que hace brotar increíbles sonidos de un viejo cajón de madera, en un plano con los actores Pablo Rivero y Leticia Dolera.

Descanso. Parte del equipo sale a tomar el fresco. Mientras, se detiene un taxi del que se apea Maribel Verdú. El personal se mira perplejo: llega con 45 minutos de antelación. "Acabé con lo que estaba haciendo y vine", explica sonriente. Días después recogerá el Premio Nacional. Se la ve feliz. Además, vuelve a Madrid con la obra Un dios salvaje, en la que comparte escenario con Aitana Sánchez-Gijón, que, por cierto, también anda por aquí.

Aitana, asidua a la revista, recuerda su primera portada en 1995: "Eran unas fotos en blanco y negro de Jordi Socías, las más bonitas que me han hecho. Parecía una actriz de los años cuarenta". Recuerda, divertida, la entrevista en la que Manuel Rivas describía "el esmalte de las uñas de mis pies, de color verde libélula". También participan en los spots el ciclista Alberto Contador y la cantante Luz Casal, quienes, precisamente, se dejaron ver por estas páginas durante el verano.

Alejandro Sanz aparece en el plató calzando unas rotundas botas de piel de serpiente, y al grito de "¿qué pasa, canijo?", se abraza a un técnico de luces con rastas que resulta ser de su barrio natal. Sorpresas te da la vida. En el rodaje, Maribel Verdú bailotea subida a una escalera en la que Sanz hace percusión con un par de pinceles, con los que otros protagonistas simulan pintar una portada de la revista. Ambos parecen encantados de que les haya tocado juntos. Juerga flamenca.

Antonio Carmona toca una guitarra que alguien ha traído al rodaje, sentado en un sofá morado. "El País Semanal cuida el cine, la música", dice, "creo que sabe tratar a los artistas".

La guitarra acaba, por azares del destino, en manos de Christina Rosenvinge, que la tienta en el camerino mientras recuerda su primera aparición en El País Semanal: una "magnífica" foto de Alberto García Alix. El círculo se cierra cuando Rosenvinge posa con la actriz Goya Toledo sobre el sofá.

En un salón del piso superior, el escritor Agustín Fernández Mallo, cigarro y Coca-Cola en mano, desgrana un lúcido discurso sobre la revista. "Crecimos con ella, desde su aparición fue un referente. Luego pasó una etapa más conservadora, pero hace tiempo ha repuntado. Mezcla revista de tendencias, por diseño y algún contenido, con reportajes y artículos de opinión serios. Aunque echo de menos firmas nuevas".

Allí mismo, la actriz Irene Visedo, que hace un rato, muy coqueta, guiñaba un ojo a la cámara, relata una curiosa historia familiar: "En mi casa, El PAÍS es como la Biblia. Recuerdo que de niña mi madre marcaba con post-it lo más interesante para que sus hijos, al volver del colegio, lo leyéramos".

El equipo va de un lado a otro. "¿Alguien se ha llevado la aspiradora?", pregunta una attrezzista. Más gente: el cocinero Darío Barrio, la actriz María Botto, el cantaor Pitingo. Y el diseñador Carlos Díez, que usa de abanico una escala de colores Pantone. "El País Semanal", dice, "ha sido testigo de toda mi trayectoria".

"Para mí", confiesa en el camerino un Boris Izaguirre risueño, "mis colaboraciones en El País Semanal son la mejor de mis medallas. Cada vez que va a publicarse algo mío llamo a mi mamá". Encantada de colaborar está también Montserrat Domínguez, periodista de la cadena SER, que publicó en septiembre su primer reportaje en la revista. "El País Semanal es un compañero de viaje desde hace mucho tiempo, una fuente de inspiración".

Atención, que llega el escritor Álvaro Pombo con sombrero y gafas de sol. Académico de la Lengua y premio Planeta, da en los pasillos eruditas charlas, y luego, ante las cámaras, bromea constantemente: "Me gusta hacer un poco el payaso" dice divertido. "Yo vine de Londres más o menos cuando nació El País Semanal. Había leído revistas anglosajonas, pero no había nada así en España. Da alegría y quita solemnidad al periódico".

El actor Quim Gutiérrez es maquillado frente en el camerino. "El País Semanal forma parte de mi ritual del domingo" explica. "Me lo compro junto con una botella de refresco y voy al Retiro". Algo en sintonía con lo que dice el también actor Javier Pereira: "Me da largas horas de lectura cuando estoy tirado el domingo en el sofá, de resaca, o en un día de playa. Siempre encuentro algo de interés".

Termina la última sesión. Los protagonistas se despiden. Han mostrado profesionalidad, paciencia, generosidad. Boris Izaguirre estrecha la mano de cada miembro del equipo y desaparece por la puerta. Hasta pronto.

Usted, en portada En www.elpais.com pueden verse los spots, el making of y fotos del rodaje. Y podrá hacerse su propia portada de El País Semanal con sus fotos y compartirla por e-mail o a través de Facebook o Twitter.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de octubre de 2009