Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La financiación irregular del PP valenciano

Ricardo Costa acusa a Rubalcaba de fabricar los informes contra el PP

El Ejecutivo y el PSOE reclaman a Rajoy que deje de mirar hacia otro lado

El secretario regional del PP en la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, acusó ayer al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, de auspiciar el informe de la Brigada de Blanqueo de la Policía que investiga el caso Gürtel y que apunta a una presunta financiación ilegal de los populares en Valencia.

Costa compareció acompañado del vicesecretario de Organización, David Serra, para tachar el informe policial de montaje y asegurar que éste se hizo para impedir que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana archivase el proceso por el supuesto delito de cohecho impropio contra cuatro altos cargos del PP -entre los que figuran Costa y el propio Francisco Camps-.

El 'número dos' del PP valenciano admite que es el de las grabaciones

"Cuando a [Alfredo Pérez] Rubalcaba [ministro de Interior] los jueces no le dan la razón utiliza a la policía", afirmó Costa, que argumentó que "lo que los jueces no le han dado lo quiere conseguir a través de los medios de comunicación".

Costa anunció que el PP presentará una denuncia ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana contra quien ordenó el informe y lo redactó. En el documento policial no hay firmas pero sí figura el número de placa del autor. "Se trata de denunciar el objeto real de dicho informe: la necesidad de la Policía de influir en el procedimiento que se instruía en Valencia y que acabó con el archivo de la causa", señaló.

El número dos del PP valenciano, que admitió conocer el contenido del documento y reconoció sus palabras en la transcripción de las conversaciones grabadas con Álvaro Pérez, El Bigotes, insistió en que el partido "tiene las cuentas claras y auditadas". "Cuando la policía conoce un delito lo denuncia y no presenta un informe", remachó Costa, que añadió: "No se puede imputar a unas personas sólo por unas grabaciones".

Junto a Costa, un buen número de cargos del PP valenciano insistieron ayer en la teoría de la persecución policial -de la que responsabilizan al Ministerio de Interior- sin aportar un solo dato. Para los populares son elementos suficientes que el informe fuese rechazado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana y que fuese entregado el 31 de julio pasado en mano sin que nadie lo hubiese solicitado. "En el informe sólo hay indicios de doble contabilidad en Orange Market", insistió Costa, "y no se nos puede hacer responsables por haber trabajado con ellos". El número dos del PP, que insistió en que no piensa dimitir, reconoció que había sido "un error" tratar con Orange Market.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró ayer que el presidente nacional del PP, "Mariano Rajoy, no puede seguir mirando para otro lado". "Los responsables del PP deben dejar de arremeter contra todos los demás y dar explicaciones", dijo. En términos similares se expresó el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, que instó a Rajoy a tomar medidas. Los socialistas valencianos reclamaron ayer una comisión de investigación parlamentaria en las Cortes Valencianas. Compromís y Esquerra Unida exigieron la dimisión de los cargos del PP implicados.

Otra conspiración

- Esteban González Pons (PP): "El informe puede ser un montaje"

- Carlos Fabra (PP): "Pongo la mano en el fuego por Costa y Rambla"

- José Blanco (PSOE): "Tras la financiación del PP sí parece que hay una mano negra"

- Ángel Luna (PSPV): "Pedimos una comisión de investigación"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de septiembre de 2009

Más información