Grupos conservadores critican una guía sexual de la Unesco

Una guía de orientación sexual elaborada por la Unesco, destinada a escuelas y profesores de todo el mundo, encaminada a prevenir los embarazos no deseados y la proliferación de las enfermedades de transmisión sexual, ha levantado las iras de grupos conservadores y religiosos de Estados Unidos hasta el punto de que uno de los patrocinadores del proyecto, el Fondo para la Población de Naciones Unidas, ha pedido que, de momento, borren su nombre de la publicación.

El borrador se ha presentado en Reino Unido y la Unesco (Organización de la Naciones Unidas para la Cultura, la Ciencia y la Educación, radicada en París) prevé que el texto definitivo se dé a conocer en Nueva York el 30 de noviembre.

Las partes más criticadas son las relativas al aborto y a la masturbación. Sobre lo primero se afirma: "La práctica legal del aborto bajo condiciones indicadas y bajo supervisión médica competente es segura". Sobre la masturbación, los expertos de la Unesco recomiendan comenzar a debatir el asunto desde los cinco años e incidir en ello, de forma más explícita, a los nueve. La guía describe la abstinencia sexual como "una entre las posibilidades que existen" para evitar embarazos no deseados.

La mejor vacuna

A juicio de los grupos conservadores y religiosos, citados por The New York Times, la guía conculca los derechos de los padres a la educación de sus hijos. Los expertos de la Unesco replican que a falta de una vacuna contra el Sida, la educación es la mejor arma para luchar contra este tipo de enfermedades.

Además, añaden que dado el aumento de abusos sexuales a menores y embarazos no deseados "la educación en este campo debe comenzar antes para proveer a los jóvenes de la información específica para pasar de forma segura de la infancia a la juventud".

A pesar de las presiones, la Unesco asegura que la guía, en la que han trabajado dos años, saldrá adelante y que el contenido general del borrador se mantendrá. Marc Richmond, uno de sus responsables, así lo afirmó a este periódico. "Aunque eso no quiere decir que la redacción de algunos apartados no se pueda variar de aquí a noviembre. No hay que olvidar que estamos ante un borrador", añadió.

Cada año hay unos 111 millones de contagios de enfermedades de transmisión sexual entre personas de 10 a 24 años y las adolescentes copan el 10% de los embarazos mundiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 13 de septiembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50