Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caixa Girona se sube a la fusión de las cajas comarcales catalanas

La entidad da el 'sí' por "el respeto" a la identidad y marca

El efervescente nuevo mapa de las cajas catalán toma forma. El proyecto de fusión que trenzan las cajas de Sabadell, Terrassa y Manlleu no será finalmente de tres, sino de cuatro miembros, ya que Caixa Girona anunció ayer de forma oficial que se sube a este tren. Esta unión de cajas, todavía no bautizada y que empezará a operar en enero, sumará unos activos de 34.567,1 millones de euros, lo que la coloca en octavo lugar entre las 45 cajas españolas.

La entidad, que tomó ayer esta decisión en un consejo de administración extraordinario, se sube al carro ahora, y no cuando lo hicieron sus nuevas aliadas, por dos motivos: primero, porque antes de verano le tocó relevar al presidente -Manel Serra sustituyó a Arcadi Calzada- y necesitaba tiempo. El segundo motivo responde al tanteo de la fusión "de libro" que en un primer momento se planteó, y que unía a Caixa Girona, cuya entidad fundadora es la Diputación de Girona (PSC-ERC), con Caixa Catalunya (Diputación de Barcelona, PSC) y Caixa Tarragona (Diputación de Tarragona, CiU). Esta opción gustaba a la Generalitat, pero no ha puesto trabas y ha avalado la operación, como el Banco de España.

"La Generalitat no podía hacer nada distinto, ya que mantiene un discurso de dejar hacer a las cajas. Y más con la que se armó antes de verano", comentaba ayer un directivo del sector. Aludía al pronunciamiento contundente que formularon las patronales de Girona contra una fusión con Catalunya y Tarragona. La calificaron de "fusión política" y criticaron que se diluiría la identidad de Caixa Girona, que cuenta sólo con 6.886 millones de depósitos, 26 millones de beneficio en 2008 y 229 oficinas. La red de las otras tres cajas sumaba 760. Fuentes sindicales apuntaron ayer que el excedente de plantilla se moverá "entre los 400 y 500 empleados".

La identidad explica, según confesó ayer el propio director general tras el consejo, lo que ha inclinado a la caja a optar por un proyecto "sólido que garantice continuar nuestra tarea en mejores condiciones, sin perder la identidad". Blanc afirmó que le ha pesado "el fuerte arraigo comarcal [la marca se mantiene en cada feudo y el territorio contará en el reparto de la obra social], la cultura similar y las dimensiones similares" de sus socias. Sabadell, la mayor de ellas, aportará a medio plazo al primer ejecutivo (Jordi Mestre), tras la etapa inicial de Enric Mata (Caixa Terrassa), según fuentes del sector.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de septiembre de 2009