Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso colombiano apoya el plan de reelección de Uribe

La Corte Constitucional tiene ahora la última palabra

El presidente Álvaro Uribe está cada vez más cerca de figurar entre los candidatos para las presidenciales de mayo de 2010. Por 85 votos a favor -se necesitaban 84- y cinco en contra los partidarios de Uribe lograron en la madrugada de ayer que el Congreso diera luz verde al referéndum para decidir si el mandatario puede optar a un tercer mandato. Ahora, la última palabra la tiene la Corte Constitucional colombiana.

El Gobierno sorteó el penúltimo escollo pocos minutos antes de que se levantara la sesión. Fueron más de 13 horas de debate, la mayoría dedicadas a evacuar impedimentos y resolver problemas de última hora como si podían o no votar cinco representantes tránsfugas que favorecían al bloque uribista. Finalmente votaron.

Los partidarios del madatario esperan que el tribunal falle antes de diciembre

"El referéndum es el querer del pueblo colombiano", fue el argumento central de los uribistas para explicar su tesón para aprobar una iniciativa avalada por cinco millones de firmas. Lo confirmó con una sonrisa en los labios el ministro de Interior y Justicia, Fabio Valencia Cossio, tras la votación: "La Cámara interpretó el sentimiento mayoritario de los colombianos".

La oposición resaltó una y otra vez los vicios del trámite y el peligro que representa para la democracia un tercer periodo de Uribe. "El referéndum está a punto de acabar con la Constitución", dijo Franklin Legro, del Polo Democrático Alternativo. El liberal Guillermo Rivera recordó que el régimen de Chávez, "que tanta urticaria les produce, también ha acudido al referéndum para mantener a su dictador". Los representantes del Polo y del Partido Liberal salieron del recinto antes de la votación en señal de protesta. Esto explica que sólo se registraran cinco votos en contra.

Al referéndum le espera un largo camino. La Corte Constitucional debe verificar si cumplió los requisitos legales, y después de ser sancionado por el presidente, la Comisión Electoral deberá organizarlo y convocar a las urnas. Los trámites podrían llevar cinco meses. Las opiniones están divididas sobre si hay tiempo para recorrer el camino que falta.

Son nueve los magistrados de la Corte. Según algunos expertos, tres de ellos apoyan al Gobierno, tres se oponen y tres están indecisos. Para acelerar el trámite, como quiere el Gobierno, tendrían que ponerse de acuerdo para declarar la propuesta del referéndum como prioritaria y dedicarse de lleno a la tarea. Si decide presentarse, Uribe debe anunciar su candidatura en noviembre. "El tipo de examen de la Corte es crucial", dice Eduardo Cifuentes, decano de derecho de la Universidad de los Andes y ex defensor del pueblo. Si el tribunal va al fondo del asunto y sostiene que lo aprobado en el Congreso revierte el régimen democrático, entonces hundirá el proyecto reelectoral".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de septiembre de 2009