Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El principio del fin de las bolsas de plástico en el 'súper'

57 tiendas de Madrid y el País Vasco animan a la reutilización

Los 57 supermercados de la cadena Carrefour en Madrid y en el País Vasco ya no reparten bolsas de plástico para llevarse la compra a casa. La iniciativa, que arrancó el pasado 1 de agosto en Jaén, les ha convertido en el primer establecimiento que elimina totalmente este producto, altamente nocivo para el medio ambiente, al que se pretende poner fecha de caducidad. El Plan Nacional Integrado de Residuos del Ministerio de Medio Ambiente tiene como objetivo acabar con el 50% de las bolsas de un sólo uso para el año 2010 y sustituir el 70% de las no biodegradables por otras que sí lo sean.

"La idea es buena. Sólo hace falta adaptarse". La opinión de Rosi Vicario, madrileña de 42 años, era común ayer entre los compradores. Parece que les convencieron las ideas de "reducir", "reutilizar" y "reciclar" que se repetían en los chalecos de cada uno de los trabajadores del súper. Las opciones para sustituir las desaparecidas bolsas de plástico eran varias: las de fécula de patata (por cinco céntimos); otras más grandes, de rafia (25 céntimos) o de algodón (1,70 euros), e incluso carritos plegables (3,90 euros). O que cada uno trajese la suya de casa.

"Es una medida que se tenía que tomar en España, que está detrás de muchos otros países", opina un portavoz de la asociación de consumidores Facua. "Estamos mal acostumbrados a que en el súper nos regalen las bolsas", añade, "aunque dudamos de si su eliminación bajará los precios o sólo aumentará los ingresos de la tienda". Algunos de los clientes, como Fernando Díaz, se sumaban a esta idea: "Si no bajan los precios, se están ahorrando dinero a costa de los clientes", señaló.

Cada ciudadano consume de media al año 238 bolsas de plástico, lo que convierte a España en el primer productor europeo y el tercer consumidor. "Cuestan dinero, ensucian, se las tragan los animales", dice Leticia Baselga, responsable de Residuos de Ecologistas en Acción. "Deberían instaurarse medidas más estrictas para eliminarlas".

Varios establecimientos están presentando iniciativas para fomentar la supresión de este tipo de envases y la reutilización. Los supermercados Alcampo establecieron ya en 2005 unas cajas específicas en las que no se dispensan bolsas de plástico. El Corte Inglés lanzó el pasado mes de junio diversas bolsas reutilizables, y Eroski descontará un céntimo de euro por cada una que deje de utilizarse a partir del 10 de septiembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de septiembre de 2009