Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

Los médicos censuran la "alarma exagerada" creada ante la pandemia

"Se está creando una alarma y angustia exagerada en torno a la gripe A". Así de claro y tajante es el enunciado de la nota que ayer envió la Organización Médica Colegial (OMC), que quiso contribuir a calmar a la población. La OMC admite que los cálculos de que un tercio de la población mundial resultará infectada por el H1N1 son verosímiles, pero enseguida matiza que "el 95% de los casos serán leves y se resolverán entre tres días y una semana como cualquier otra gripe".

En un esfuerzo para aclarar la situación que se espera este invierno, el organismo que agrupa a todos los colegios médicos recuerda que "la denominada gripe A es más contagiosa que la gripe estacional [la de todos los inviernos], pero sin embargo es más benigna y su mortalidad es menor". Por eso, ante una sospecha de que se padezca "deberán seguirse idénticas medidas de prevención y tratamiento habituales que con la gripe de todos los años". "En la mayor parte de los casos los síntomas serán leves y remitirán de forma natural sin necesidad de medicinas e incluso de asistencia médica", informan.

Su declaración no es un ejercicio de voluntarismo. La organización médica se basa en la experiencia de lo que ha pasado en el hemisferio Sur, donde está acabando el invierno. Hasta la fecha, en esa mitad del mundo ha habido "1.796 fallecidos por esta causa, cuando cualquier gripe estacional de las que pasamos todos los años deja sólo en nuestro país entre 1.500 y 3.000 muertos", afirman. También recuerdan el caso de Estados Unidos, donde ha habido un millón de infectados y menos de 600 muertos.

Por eso, los médicos insisten en que "está claro que la percepción social que se está teniendo de esta gripe no se corresponde con su nivel real de impacto".

Y la organización colegial no ha sido la única. También varias asociaciones de pediatras han indicado su "conformidad" con que no se vacune de manera prioritaria a los niños, ya que esta gripe "les afecta incluso menos que el virus de la gripe estacional".

Los niños son "un grupo con mucha morbilidad pero con una sintomatología leve", dijo el presidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), José Luis Canela.

Las asociaciones médicas temen que con la alerta creada, las personas no se conformen con pasar la gripe en casa, como hace la inmensa mayoría cada año, sino que acudan a los servicios de urgencias al primer síntoma, y los colapsen.

La OMC también explica que "cualquier mujer embarazada es más vulnerable ante cualquier problema de salud [incluida la gripe de cada año]", por lo que creen que el miedo que puedan sentir por la nueva gripe "ha hecho saltar unas alarmas injustificadas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de septiembre de 2009