Alerta sanitaria

Sin fisuras contra la pandemia

Las autonomías apoyan la gestión de Sanidad de la nueva gripe pese a las críticas del PP - Hoy intentarán acordar un calendario común de la vacuna estacional

A pesar del ruido político que durante la semana pasada armó el cruce de acusaciones entre la cúpula del PP y el Gobierno del PSOE, lo cierto es que, hasta el momento, ninguna comunidad autónoma, ni siquiera las gobernadas por los populares, ha alzado la voz contra la gestión que está llevando a cabo el Ejecutivo de la pandemia de gripe H1N1. Y parece muy difícil que se rompa hoy, en el Consejo Interterritorial de Salud, la imagen de unidad que se escenificó en la última reunión entre el Gobierno y las comunidades, cuando todos los consejeros del ramo rodearon a modo de piña a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, en su comparecencia ante los medios.

Los responsables sanitarios parecen entender que una cosa es la pura bronca política y otra la gestión de una crisis sanitaria de gran magnitud y consecuencias inciertas. "En la gestión de la pandemia no debe haber fisuras, con independencia de que puede haber opiniones distintas que se expresen en foros más o menos restringidos; pero es indispensable que la respuesta de las administraciones sea compartida e igual", dijo ayer en una entrevista en la cadena SER el consejero de Sanidad de Madrid, Juan José Güemes.

Más información

De hecho, un nuevo consenso inédito podría producirse hoy: un calendario común para toda España de una vacuna, en este caso, la de la gripe estacional. La idea es que se adelante a mediados de septiembre para que en ningún caso llegue a coincidir con la inmunización contra la nueva gripe, prevista para finales de octubre o principios de noviembre.

Pero ése es sólo uno de los temas que hoy tratará un consejo interterritorial centrado en la pandemia de H1N1, cuyas posibles consecuencias en el otoño y el invierno generan cada vez preocupación en todos los sectores políticos y sociales, aunque los expertos recuerdan que la tasa de mortalidad sigue siendo baja -en España han fallecido 21 personas-. No hay un orden del día cerrado para el consejo de hoy, pero algunos temas serán inevitables:

- Grupos de riesgo. España dispondrá de inmunizaciones contra la gripe H1N1 para el 40% de la población. Gobierno y comunidades debatirán los grupos de riesgo que conformarán ese 40% de españoles que se vacune contra la nueva gripe. Dirigentes del PP (sobre todo, la ex ministra de Sanidad Ana Pastor) y diversos grupos de profesionales y sindicatos han exigido que se dispense a la mayoría de la población. Mientras, el Ministerio de Sanidad y distintos colectivos de profesionales sanitarios dicen que vacunar a todos no tendría sentido.

De momento, lo que está claro es que, como ya ha acordado la UE, las embarazadas, los profesionales sanitarios y los enfermos con patologías crónicas como cardiopatías, diabetes o hipertensión forman parte de los grupos de riesgo. Si los niños hasta 14 años u otros colectivos (por ejemplo, como profesores) entran en esa lista está aún por decidir, aunque las administraciones están pendientes de una reunión de los ministros de Sanidad europeos, prevista para primeros de octubre, en la que se establecerán criterios comunes.

- Vuelta al cole. El inicio del curso escolar será uno de los temas más importantes de la reu-nión. Tanto el ministerio como la mayoría de las comunidades apuestan por no retrasar la vuelta al cole por la previsible ineficacia de la media. De momento, sólo Navarra ha anunciado un arranque escalonado del curso debido a la pandemia. Sí es posible que haya cierres puntuales de aulas en caso de contagios masivos, como se va a hacer en Francia y prevé hacer Cataluña.

A la reunión de hoy, le seguirán está semana otras en la parte educativa. El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, se reunirá mañana con los consejeros de Educación, y el miércoles con sindicatos y asociaciones de padres para establecer las medidas a tomar frente a la pandemia. Éstas estarán "siempre supeditadas" a las de salud pública, dijo Gabilondo; Trinidad Jiménez estará presente en ambos encuentros.

- Protocolos de actuación. Las comunidades autónomas ya tenían redactados desde 2006 protocolos de actuación contra la amenaza de gripe aviar que ahora estaban adaptando al H1N1. Muy previsiblemente se pondrán hoy en común estos protocolos que afectan no sólo a centros hospitalarios o los colegios, sino a empresas (hace unas semanas se presentó una guía para que las compañías redacten sus planes), y todo tipo de organismos oficiales.

Un margen necesario

Los expertos señalan varias razones por las que conviene adelantar la vacunación contra la gripe estacional, previsiblemente a mediados de septiembre, para evitar así que coincida con la inmunización de la nueva gripe, prevista mes y medio después.

La explicación primera es puramente de salud, esto es, el fármaco contra la gripe estacional es en realidad una inmunización contra tres cepas diferentes del virus. Por ello, el cuerpo necesita un tiempo para asimilarlo antes de volver a inocularlo con una nueva vacuna. Hay que recordar que, de momento, menos las personas mayores, la población señalada de riesgo en una y otra gripe es la misma.

La segunda razón tiene que ver con la gestión. Y no sólo se trata del problema organizativo -contra la gripe estacional se suelen vacunar unos cinco o seis millones de personas y la del H1N1 está prevista para 18 millones-, sino que será más fácil de detectar el nuevo virus. Esto es, si alguien inmunizado contra el virus estacional cae enfermo, lo más probable es que sea culpa del H1N1.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 31 de agosto de 2009.

Lo más visto en...

Top 50