Nissan mandará a casa durante 78 días a sus 2.025 trabajadores de Barcelona

Nuevo mazazo para los trabajadores de Nissan en Barcelona, que salen de una y se meten en otra. Tras la autorización hace un mes, por parte de la Generalitat, de 700 despidos, el fabricante de automóviles japonés ha planteado un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE). Esta vez es temporal, para las 2.025 personas que quedan en producción, entre sus plantas de la Zona Franca y de Montcada i Reixach (Barcelona), para un periodo máximo de 78 días hasta final de año.

La medida, que empezará a tramitarse este viernes, llega en una semana de movilizaciones, las que han protagonizado varios despedidos, que consideran que se ha aplicado de forma "discriminatoria" en perjuicio, dicen, de trabajadores no afiliados a CC OO y UGT, los sindicatos mayoritarios.

Más información

La empresa justificó ayer el expediente por el descalabro de las ventas de los automóviles que se fabrican en Barcelona, todoterreno y furgonetas, debido a la crisis, lo que se está traduciendo en una caída de la producción. "La prevista para este año es de 50.000 unidades, frente a los 135.000 vehículos fabricados en 2008 y a los 128.000 previstos tras la reestructuración", explicó ayer un portavoz de Nissan.

La misma fuente añade que cada trabajador tendrá que quedarse en casa entre 30 y 40 días como máximo y, ante las críticas de los sindicatos, asegura que la medida ya estaba prevista en el plan industrial que pactaron ambas partes a finales de febrero pasado. De hecho, explica, se trata de una continuación del ERE temporal que expiró el 31 de julio: "Los mercados no mejoran".

Los sindicatos, en cambio, no lo ven así. Aunque Comisiones asegura que "se veía venir porque llevamos tiempo trabajando a un turno", explica su responsable, Raúl López, "pactamos conseguir más carga de trabajo hasta que no empecemos a producir las nuevas furgonetas". "El acuerdo no incluía ningún expediente", asegura el sindicato Sigen-USOC, que considera la medida "innecesaria" e "injustificada".

Su delegado en Nissan, Pedro Ayllón, explicó que los representantes sindicales habían aceptado hasta ahora expedientes temporales como medida para evitar despidos, pero criticó que finalmente se apliquen tanto extinciones como suspensiones de contratos. La primera furgoneta no se empezará a producir hasta finales de 2010.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de agosto de 2009.

Lo más visto en...

Top 50